Mary kay

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 65 (16248 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 28 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Familia
“Hay que educar a los niños con diálogo pero también con límites”
Hasta 2001 fue Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, el primero que hubo en España. Ahora, Javier Urra ejerce como psicólogo en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y ha publicado un libro, El pequeño dictador. Cuando los padres son las víctimas, que se ha convertido en un rotundo éxito.
Ledisgusta tener que hablar siempre de menores y violencia, de problemas, porque sostiene que “la mayor parte de los niños y jóvenes son estupendos, solidarios, bien educados. Y, como muchos mayores, no responden a los estereotipos de gente que actúa mal. Pero también es verdad que lo que veo en la Fiscalía existe y es la punta de un iceberg que afecta a toda la sociedad”.

Su experiencia le hapermitido escribir "El pequeño dictador". Cuando los padres son las víctimas. Del niño consentido al adolescente agresivo, un libro sobre los riesgos de una sociedad que ha educado a sus niños y jóvenes con demasiada permisividad y empieza a ver las consecuencias en los pequeños tiranos que destrozan la vida de sus padres. Las nuevas circunstancias sociales y modelos familiares no pueden ser unadisculpa para no responsabilizarse de la educación de los menores en sus derechos, pero también en sus obligaciones, enseñándoles a ponerse en el lugar del otro, a controlar sus impulsos, a reflexionar y a ser críticos y responsables. En el libro hace una llamada de atención a la Administración para que atienda a los padres que necesitan tiempo para educar a los niños y para aquellos que ya sufren losefectos de los hijos violentos.
Usted atribuye al fracaso educativo de los menores no solo la violencia que ejercen con sus padres, sino también el aumento de otras dificultades de convivencia en la familia y en la sociedad, y propone una educación apoyada en la autoridad, el esfuerzo, la confianza...

La sociedad ha cambiado mucho y lo de antes no va a volver porque sería un error, pero lagente echa de menos la disciplina y la autoridad, añora la voluntad y el esfuerzo y no sabe cómo recuperarlos. Esta sociedad se ha hecho light, se ha desguarnecido. Cuando terminan de leer este libro, muchos padres respiran tranquilos porque comprueban que la mayoría no sufre esa victimización por parte de los hijos. Pese a ello, se dan cuenta de que lo que antes eran unos años de conflicto, porejemplo, en la adolescencia, ahora es una “etapa calvario”. Y que a muchos padres también se les van de las manos los niños pequeños.

En este libro, no da recetas, pero sí muchas pautas, directrices, indicaciones claras para que los padres apliquen una educación correcta desde antes de nacer.

No me gustan las recetas, pero los padres no tienen herramientas para actuar con los hijos. Los padrestenemos que decir a los hijos: hasta aquí hemos llegado, estos son los límites. Te vamos a educar en el autogobierno, en la solidaridad, en la libertad manejada por ti. Desde el diálogo, sí. Pero también desde la norma, desde el límite y lo que no es negociable. Me puedes contar lo que quieras, pero no te voy a permitir que a una determinada edad montes en moto porque creo que hay mucho riesgo enello; ni que consumas ciertas drogas...

Ahora, la mayoría de los niños son caprichosos. ¿Cómo se distingue el límite que no debe superarse?

Yo creo que el límite está en el reto. Un niño es caprichoso, sí. Un adolescente se enfada y da portazos. Sí. Pero el límite está cuando reta a los padres por el hecho de disfrutar zahiriéndolos. Una cosa es que un niño quiera algo y el padre no quieraconcedérselo. Eso genera una tensión, un conflicto que es, y ha de ser así, entre padres e hijos. No hay que tener miedo al conflicto que se produce en las relaciones de cariño y amor. Pero hay niños que desde corta edad se proponen vencer a sus padres, ridiculizarlos, masacrarlos. Y ese pulso es lo que sirve como límite.
La adolescencia es una etapa difícil, conflictiva. Afortunadamente, casi...
tracking img