Mercado de tlatelolco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1264 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mercado de Tlatelolco.

De acuerdo con los relatos históricos indígenas, trece años después de la fundación de México-Tenochtitlán una parte de la población original, sumamente disgustada por los terrenos que le habían asignado para residir, decidió fundar su propia ciudad, México-Tlatelolco, en el año 1338 d.C.

Con el tiempo, ambas ciudades tomarían distintos derroteros. Tenochtitlán seconvertiría, con base en el poder militar, en la capital más importante de Mesoamérica, ejerciendo su fuerza y dominio sobre una amplia extensión del actual territorio mexicano. Por su parte, Tlatelolco se transformaría en una dinámica ciudad comercial, y su mercado, en el primer centro de intercambio del área, al cual arribaban toda clase de productos y mercancías.

Los artífices de la actividadcambiaria y del éxito del comercio en general durante la época mexica eran los pochtecas, individuos especializados en el comercio a larga distancia entre las distintas regiones que integraban el imperio mexica e incluso más allá de sus fronteras. Así también, otro sector del grupo de los pochtecas vendía e intercambiaba sus materiales y productos en el gran mercado de Tlatelolco, su ciudadcapital. En aquel tiempo el intercambio se hacía por trueque directo, ya fuera ofreciendo un producto por otro, o bien, cuando se trataba de objetos de gran valor, cambiándolos por cacao, por oro en polvo —en canutos—, o por hachuelas de cobre y ciertos textiles que funcionaban como una especie de moneda.

Estos pochtecas se regían por sus propias leyes jurídicas y comerciales, y para dirimir susdiferencias contaban con tribunales específicos. Frecuentemente los comerciantes desempeñaban las funciones de embajadores o emisarios, y hasta de espías, describiendo los ricos territorios que fueran propicios para futuras guerras de conquista.

Los pochtecas, como altos miembros de la sociedad Tlatelolco, poseían también privilegios que los diferenciaban del resto de los sectores administrativosdel Estado. Un aspecto de esa distinción era el religioso, ya que tenían sus propios cultos y ceremonias, dedicadas principalmente a su dios patrono: Yacatecuhtli, cuyo nombre deriva de la raíz náhuatl que identifica a la nariz, significando con ello que él iba al frente de las expediciones.

El gran mercado o tianguis de Tlatelolco se ubicaba al suroeste del Templo Mayor de la ciudad; en efecto,esta importante institución de carácter económico operaba en un gran espacio al aire libre donde se reunían compradores y vendedores; había alrededor numerosas habitaciones que eran utilizadas como bodegas y depósitos.

Para mantener el control en el interior del mercado, los tres gobernantes del tianguis cuidaban que todos los puestos estuvieran perfectamente ordenados conforme a los productosque se intercambiaban. Por un lado estaban los vendedores de animales, quienes ofrecían xoloizcuintles, o perros de los antiguos mexicanos, conejos, mapaches, armadillos, tejones y tortugas; mientras que otros vendían pájaros con plumajes de gran colorido; allí también podían obtener se aves de rapiña, serpientes y carne de venado, siempre presente en los banquetes de la nobleza.

En otrasección del mercado estaban los puestos de comida preparada, donde las diligentes cocineras palmeaban las nutritivas tortillas que acompañaban los guisos de frijoles y chile; ellas ofrecían además tamales y atole, así como ricos tlacoyos rellenos de haba y frijol. Estas rudimentarias fondas satisfacían las necesidades tanto de los vendedores como de la clientela en su cotidiana visita al mercado.Traídos desde las costas, los pescados eran ofrecidos sobre hojas de palma que los mantenían frescos; conocido es, a través de las crónicas históricas, el gusto que Moctezuma tenía por este tipo de alimento, el cual llegaba diariamente a su mesa.

Los jitomates, la chía, el maíz en grano o en mazorca, los frijoles, las calabazas y, naturalmente, los chiles, se ofrecían a la clientela en puestos...
tracking img