Mercadotecnia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (310 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 15 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Durante la Prehistoria la esperanza de vida del género humano apenas superaría los treinta años, y en la Edad Media se consideraba anciana a aquella persona con más de cincuenta.Hasta hace un siglo escasamente, la esperanza vital se situaba en poco más de sesenta años de media. La cortedad de la vida en épocas pasadas supongo que sería un estímulo para darse prisay realizar pronto todo aquello que llena una existencia, a veces en tiempo récord: Alejandro Magno conquistó medio mundo conocido antes de morir a los 33 años. Los jóvenes se casabanen plena adolescencia y emprendían intensas vidas sin ocasión para el asueto ni la autocomplacencia. Incluso vivían con tanta premura que algunos se encontraban en un momento dado yavacíos, dando por concluido el asunto antes de tiempo como Cleopatra, Van Gogh o Mariano José de Larra.

En nuestros días, la alta esperanza de vida es un indicador válido de saludcomunitaria y nos tomamos las cosas con mucha más calma, como la emancipación o la paternidad; la creación plena y la autorrealización suelen llegar en edades avanzadas porque hay tiempopara ello. Las estadísticas reflejan con satisfacción que en España vamos a un ritmo de un par de años más de vida por cada década que pasa. Pero a mí esto me inquieta y suscitapensamientos contradictorios y paradójicos. Con esto de alargar la vida siempre por el mismo sitio lo único que se consigue es prolongar la vejez y, en muchos casos, la decrepitud. Añorosecretamente un alargamiento intermedio, como una cirugía imposible que restañe experiencias antiguas y gozosas; quisiera haber disfrutado un par de años más de los Reyes Magos oprolongar ese mismo tiempo la edad mágica de los amores platónicos. En esos dos años adicionales que viviremos, generamos igual gasto sanitario y asistencial que en toda nuestra vida pasada.
tracking img