Metodo fuente y lenguaje juridico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 175 (43536 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MÉTODO, FUENTE Y LENGUAJE JURÍDICO
Michel Villey

I. LA NATURALEZA DE LAS COSAS[1]

El decano Marty, me ha encargado una introducción histórica al estudio de la naturaleza de las cosas en la historia de la filosofía del derecho, anterior al siglo XIX. Una introducción histórica puede tener su utilidad. No se ha dicho que toda la verdad esté incluida en los sistemas contemporáneos.
Unos yotros somos –y sobre todo los otros– demasiado serviles de las doctrinas de moda. Arriesgamos dejarnos absorber demasiado por Heidegger, Husserl o Sartre cuando esos sistemas, en realidad, significan poco en el marco total de los sistemas posibles de pensamiento, cuando, en todo caso, sería prudente situarlos en el conjunto riquísimo que nos ofrece la historia de la filosofía.
Pero apenas habíaaceptado presentaros esta introducción histórica, comprendí que asumía una tarea imposible o muy ardua, por lo que os diré: una teoría sistemática de la naturaleza de las cosas relativa al derecho, no pienso que exista con anterioridad a los siglos XIX y XX. A mi juicio, son ciertos pandectistas del siglo XIX (Dernburg-Vangerow) los que han puesto de relieve esta noción. Más recientemente –sobre tododespués del fin de la segunda guerra mundial– la filosofía del derecho se ha apoderado de ella y así ha surgido una floración de estudios sobre la naturaleza de las cosas: Radbruch, Coing, Fechner, Welzel, Maihofer, Ballweg, Asquini, Baratta, Bobio, Morra, etc… Estudio que, en su mayor aparte, son solidarios de doctrinas filosóficas recientes y que no pueden comprenderse más que en ese marco, loque nos conduce a nuestro coloquio de hoy.
Y yo historiador, os confieso que no conozco esas doctrinas y que las vacaciones que acabo de pasar en un pueblo perdido de Normandía –con la idea de interesarme en la naturaleza de las cosas de una manera mucho menos abstracta– no eran momento propicio para esas lecturas.
No obstante, lo poco que se, es suficiente para convencerme que la expresiónnaturaleza de las cosas, aplicada a la teoría de las fuentes del derecho, corre el riesgo de no expresar gran cosa a fuerza de significar, en el lenguaje de uno y de otros, cosas demasiado diferentes.
Es un excelente tema de coloquio –en apariencia un excelente terreno de reencuentro– porque todos los que están aquí: positivistas (como son, si no me abuso en ello, los señores Bobbio o Eisenmann),existencialistas (como los señores Maihofer o Poulantzas, si ellos me perdonan esta etiqueta), fenomenólogos (como el señor Gardies), también jusnaturalistas (como personalmente confieso serlo) y también para utilizar una distinción de moda, juristas–filósofos –que prefieren no alejarse de la experiencia técnica del derecho– y filósofos–juristas –que resisten mal al prestigio de las filosofías enboga–. Todos –digo– estamos dispuestos a aceptar esta noción: naturaleza de las cosas; pero a condición de entenderla mediante acepciones opuestas. Es, sin duda, sólo un falso reencuentro, un falso acuerdo sobre el término y no sobre el fondo.
Es cierto que la propia expresión se ha prestado a ello, pues no existen términos más vagos ni más ambiguos que esas dos palabras: naturaleza y cosas, las queen el transcurso de los tiempos han recibido significados muy diversos.
No hay acuerdo sobre el contenido de la pretendida naturaleza de las cosas, y menos sobre su función. Algunos están dispuestos a reconocer en ella una verdadera fuente de derechos, al menos de tipo supletorio, capaz de hacer frente a las insuficiencias de la ley, de llenar sus lagunas, de reemplazarla (tal es, sin duda, laposición del señor Batiffol y esa era la postura de Gény o incluso la de Larenz). Otros, incluso llegan a reconocerle carácter principal (lo que bien podría corresponder a las tendencias del señor Maihofer o del señor Poulantzas). Pero otros, como los señores Bobbio y Morra, niegan a la naturaleza de las cosas la calidad de verdadera fuente del derecho. Estos niegan que de la sola naturaleza de...
tracking img