Metropolis y Territorios Coloniales

Valencia 09 de mayo de 2011
METROPOLIS Y TERRITORIOS COLONIALES
La palabra Metrópolis ostenta tres usos básicos: para designar a aquella ciudad principal que estará dada por su extensión o importancia, al estado respecto de sus colonias y a aquella iglesia arzobispal de la cual dependerán ciertas diócesis.
Porque la metrópoli es la mayor ciudad de un país determinado,en la cual se concentrarán su cultura y economía así como también hace las veces del centro de sus conexiones internacionales, es decir, a través de ella y gracias a sus puertos y aeropuertos uno puede dirigirse al exterior o bien allí recibir cualquier envío desde cualquier otra parte del mundo. Y porque no también suele ser la sede del poder político y en la cual se toman aquellas más relevantesdecisiones vinculadas a la vida política y económica del país al que pertenece.
En tanto, en la antigua Grecia, si una ciudad poseía colonias dentro su organización política, a esta ciudad se la denominaba metrópoli colonial y por extensión es que a esta palabra también se la aplica para definir y referirse a las potencias coloniales europeas.
Asimismo, el término metrópoli suele utilizarse parareferir al área metropolitana de una Nación, constituida por todas aquellas localidades adyacentes e interconectadas que funcionan juntas.

La Influencia del Pensamiento de las Luces en los Independentistas

Hispanoamérica o América Hispana es una región cultural integrada por los Estados americanos de habla hispana. Su gentilicio es «hispanoamericano».
Se trata de un territorio integradopor 19 países (20 si se incluye a Belice) que suman una población total de 375 millones de habitantes.
La herencia cultural depende de la efectiva comunicación entre los individuos contemporáneos y entre las generaciones futuras. Solamente la especie humana ha evolucionado hasta llegar a una etapa en que esto es posible. La importancia de tal hecho puede apreciarse imaginando lo que ocurriría si lacadena de comunicación entre una generación y la siguiente quedase totalmente trunca. Supongamos que existiese una pequeña muestra de la especie humana completamente aislada en una isla tropical, donde el alimento y el abrigo no constituyesen problema alguno, y donde todos los niños fuesen criados sin comunicación con sus progenitores o con persona alguna, salvo los miembros de su propio grupo,sometidos, de igual manera, al aislamiento cultural. No habría palabras, ni habladas ni escritas, ni cantos ni cosas que copiar o que aprender, hechas por el hombre. Habría un retorno a las etapas más primitivas del salvajismo. Lentamente reaparecería una nueva cultura, pero llevaría miles, quizás millones de años alcanzar un estado comparable al que poseemos en la actualidad.
Las grandesrevoluciones han tenido por objetivo esas tres palabras. Libertad, Igualdad. Fraternidad han figurado inscritas en cien banderas y cientos de miles de hombres las han tenido en sus labios al expirar en los campos de batalla, y, sin embargo, el abismo no se ciega, el nivel de la sangre no sube. ¿Por qué?
Ninguna revolución se ha preocupado seriamente por la Igualdad; la Igualdad es la base de la Libertady de la Fraternidad. La igualdad ante la ley, que fue la conquista de la Revolución francesa, es una mentira que rechaza indignada la conciencia moderna. Las revoluciones han sido incendios superficiales. Pueden arder los árboles de un bosque; pero las raíces quedarán intactas. Igualmente las revoluciones han sido superficiales, no han ido hasta la raíz de los males sociales, no han escarbado lacarne enferma hasta llegar al origen de la llaga, y de eso, los llamados jefes han sido los culpables.
Los jefes han sido siempre menos radicales que el grupo de hombres a quienes pretenden dirigir y esto tiene su razón de ser: el poder vuelve conservador al hombre y no sólo eso, sino que lo encariña con el mando. Para no perder su posición los jefes moderan su radicalismo, lo comprimen, lo...
tracking img