Mexico y el tlcan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7842 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]México y el TLCAN: Crónica de un desastre anunciado
Armando Bartra

posted 10-November-2005

En 1994, después de cuatro años de negociaciones entre Canadá, Estados Unidos y México, entró en operación el TLCAN. Para el presidente Carlos Salinas, el acuerdo comercial era la culminación de la política desreguladora inspirada en el llamado Consenso de Washington; era la cereza del pastel deun modelo económico que apostaba por la liberalización del mercado, la apertura comercial y la retirada del Estado, como palancas del crecimiento sostenido; era la joya de la corona de una geopolítica que buscaba sacar a México del ignominioso Sur para incorporarlo, de una vez y para siempre, en la esplendente América del Norte; era -en fin- el “Sueño Americano” de los tecnócratas, de lospolíticos que hablan en español pero sueñan en inglés.
El TLCAN era, también, una apuesta radical por la economía en demérito de la sociedad, apuesta sustentada en el dogma de que la economía es dura mientras que la sociedad es blanda, de modo que las aspiraciones humanas deben amoldarse a los dictados de la inflexible máquina de producir, del inobjetable autócrata mercantil.
Salinas y los suyos no eraningenuos ni tampoco ignorantes (no cuando menos en asuntos de econometría); sabían bien que el TLCAN -culminación y fruto de las políticas de ajuste y desregulación aplicadas desde el sexenio anterior- tendría muy elevados costos sociales. Sabían, sin duda, que habría sectores económicos "perdedores": sobre todo los orientados al mercado interno, la industria pequeña y mediana y la mayor parte dela agricultura; sabían de cierto que estos sectores eran los que generaban mayor número de empleos y aportaban más al ingreso popular. Por tanto, también sabían que su desmantelamiento produciría estragos en las condiciones de vida de millones y millones de mexicanos rasos.
Sin embargo, para los "expertos" estos no eran más que dolorosos pero inevitables "daños colaterales"; sacrificiosnecesarios para conducir a buen término una tarea superior: el "crecimiento de la economía". Si se les preguntaba por el bienestar social, los tecnócratas -tan dados a las cifras frías, los datos duros y los porcentajes inobjetables- respondían con floridas metáforas. Algunos repetían el viejo cuento de que primero hay que hacer el pastel para después poder repartirlo; mientras que otros recurrían a laingeniosa leyenda según la cual la riqueza gotea -como las cantarinas aguas de una fuente- de modo que, cuando se sacien los niveles superiores, la riqueza escurrirá hasta los sedientos que esperan abajo.
Once años después, algunos mexicanos aún aguardan a que el pastel salga del horno y a que escurra el agua de la fuente. La mayoría se cansó de esperar y desde hace rato se esfuerza por cruzar elRío Bravo en busca del "Sueño Americano", una leyenda de progreso también exagerada, pero sin duda mucho menos mentirosa que las promesas de los tecnócratas mexicanos.
En la evaluación del tratado que desarrollaré a continuación, empiezo por analizar los impactos económicos del TLCAN, reviso después sus desastrosos efectos sociales sobre todo en el campo y concluyo con algunas consideraciones sobreuno de los saldos mayores del acuerdo comercial: la incontenible migración de mexicanos a Estados Unidos.
I. Saldos macroeconómicos del TLC
Sus apologistas consideran uno de los mayores logros del tratado el que en su primer decenio de vigencia nuestro comercio exterior se haya multiplicado por cuatro.
En cuanto a las exportaciones, hay que reconocer que de 1995 a 2000 las ventas externas nopetroleras crecieron al 19 por ciento anual, pasando de unos 60 mil millones de dólares, cada año, a más de 160 mil millones. La mayor parte de este crecimiento se dirigió a EU, país al que México abastece alrededor del 11 por ciento de sus importaciones y del cual llegó a ser tercer socio comercial.
Paralelamente se incrementaron también las inversiones extranjeras directas, que en 1994 eran...
tracking img