Mezquita de bagdad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2140 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL BAGDAD FUNDADO POR AL-MANSUR
Una mezquita es un lugar de culto para los seguidores de la fe islámica. Los musulmanes generalmente se refieren a las mezquitas por su nombre arábigo, maxis (árabe: مسجد — pronunciado: /ˈmas.ʤid/), en plural masāŷid (مساجد /maˈsa:.ʤid) . La palabra "mezquita" se usa en español para referirse a todo tipo de edificios dedicados al culto islámico, pero en árabeexiste una diferencia entre las mezquitas privadas, más pequeñas, y las mayores, de uso colectivo (masŷid ŷāmiʿ; árabe: مسجد جامع; mezquita aljama, en español), que albergan a una comunidad mayor y disponen de más servicios sociales.
El propósito principal de la mezquita: es servir de lugar donde los musulmanes puedan reunirse para Orar. Si bien hoy en día no son sólo conocidas en todo el mundo porsu importancia general para la comunidad musulmana, sino también como muestras de la arquitectura islámica. Desde el punto de vista arquitectónico, las mezquitas han evolucionado significativamente desde los espacios al aire libre, como lo fueron en su momento las de Duba y Maxis an-Nabawî en el siglo VII. Hoy en día la mayoría de las mezquitas tienen cúpulas elaboradas, minaretes y salas paraorar.
Origen etimológico del nombre:
Aunque no se discute su origen persa, hay varias propuestas en cuanto a su etimología. La más fiable y más aceptada entre ellas es que el nombre procede del persa Medio, y está compuesto de Bag "dios" + dād "donado", traduciéndose como "donado por Dios" o "el regalo de Dios", en el persa moderno Baɣdād. Otra propuesta es que el nombre provenga del persa MedioBāgh-dād "El Jardín Donado". Una fundación en tiempos del Califato Abasí. Mansur llama la ciudad "Madinah al-Salam", o "Ciudad de la Paz", como una referencia al paraíso.
Respecto a la Gran Mezquita de Bagdad, contigua al palacio, medía 100 m de lado. Se trataba de un edificio con patio de planta cuadrada. Pero fue ampliado en tiempos de Harán al-Rasad (786-809) ocupando poco a poco el espacioreservado al palacio. De esta inmensa obra abasí, enteramente de ladrillo, no ha quedado nada. Lo mismo ha ocurrido con las ciudades babilónicas y asirias, que, después de los estragos de las guerras, han sido literalmente arrasadas, sobre todo cuando el lugar fue abandonado o cuando la capital —como ocurrió a menudo con Bagdad— se desplazaba a lo largo de la historia, como atestiguan las sucesivasfundaciones de Rosaba, por al-Mandí (775-786), y después las murallas de al-Mostar in (862-866) y de al-Mustazhir (1092-1118).
Se extiende: alrededor de las dos orillas del Tigris. Los lugares más interesantes están en la orilla oeste del río. Puedes ver la primera universidad del mundo de estilo arquitectónico del siglo XIII, las mezquitas Ramadán y Kadhimain, el Museo Islámico, el Palacio Abasiday los diversos zocos. En la orilla este, se puede visitar el museo de las Antigüedades mesopotámicas que presenta un excelente panorama de todas las culturas que han influenciado al país.
Que condiciones se encuentra: Dejo Bagdad bajo la lluvia al amanecer con sus muertos anónimos diarios, sus mujeres cubiertas de velos negros y algunas con burka (hace 7 años hubiese sido impensable), sus100.000 marines acuartelados, y una crisis electoral tras los resultados del escrutinio a favor del ex primer ministro Alauí.
Dejo Bagdad siete años después sin reconstruir, abandonada a su suerte y fatalismo, como un misterioso escrito cuneiforme de Sumeria sin descifrar. Anoche en la oscuridad, al salir de cenar, me encontré frente a la silueta del hotel Palestina donde nos llevaron por equivocaciónaquella mañana de febrero de 2003 al llegar a Bagdad y donde el 8 de abril asesinaron a José Causo. Me emocioné. Después me quedé en la terraza de mi habitación del hotel Al Mansear, asomado al abismo y al Tigris, fumando y escribiendo en penumbras hasta las 4 y pico de la madrugada. Pasaron muchas cosas por mi cabeza en esas horas oscuras del alma; algunas buenas, otras inconfesables.
Dejo...
tracking img