Miami densa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (853 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Es densa y acogedora a la vez. No sólo resulta cierto el viejo cliché de que Miami reúne en su mismo punto el impecable orden del “american way of life” con el desparpajo del humor latino. Lo másinteresante de su fachada es, precisamente, el conglomerado humano que ha buscado cobijo bajo su sol demasiado caribeño para ser norteamericano, con sus rascacielos altivos, sus “malles” de deslumbre ysus calles que dejan colar el aroma de los perros calientes con el más refinado de los habanos, todo mezclados con el aire salobre que sopla desde la bahía, como el recuerdo natural de que todo empezó en una llanura de pantanos y cocodrilos, hoy adornada por lujos sin límite y comodidades de vidrio, neón y acero.
Miami fue primero la cuna de unas colonias indígenas que, por el privilegiogeográfico del hoy estado de Florida, vivieron despreocupadas durante casi 100 años, tras el desembarco de Colón muy cerca de sus playas risueñas en 1492, mientras los españoles establecían las sombras de susnavíos, el humo de sus inquisiciones y las tinieblas de sus retablos hundidos en catedrales y poblados destrozados de indios. Ellos eran los Tuquestas y Calusas, los primeros dueños de Miami, muchoantes de los ingleses, mucho antes de los cubanos sin patrias, mucho antes de Elían. Y de Andrew, el huracán.
Hoy la ciudad establece su red de avenidas coquetas, con desfiles de automóviles deespectáculos. Pontiacs, Mercedes, Cadillacs, Ferraris, Converttes.
En su interior se aprecian los rostros de la bonanza: mujeres de pieles cuidadosamente estiradas, embutida en un diseño de Versace (porejemplo), con los cabellos al viento en sus descapotables, la mirada borrada por sus lentes de sol y sus sonrisas dibujada por el bisturí del cirujano. O se ven hombres salido de algún ejemplar de larevista Forbes, con sus trajes de banqueros, la cabeza reluciente de gelatina, la “laptop” a un lado del asiento. Pero Miami no es sólo abundancia. Entre sus yates y mansiones, la miseria también se...
tracking img