Milk y tijuana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (678 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 20 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Se siente un aire diferente en la ciudad, el humo y los problemas ya no pesan tanto, la cuesta ideológica y la carga llena de matices de orden social y político que lleva el tijuanense …hoy sealigeran, se ve distante la supresión de los cantos de alegría y de las tardes soleadas donde pasaban desapercibidas las cosas bellas de la vida.

La explanada nos envuelve con su velo maternal, culturaly majestuoso pareciera indiscutiblemente que nos proporcionaran arraigo las obras expuestas en sus brazos, las piedras pierden el color opaco que las distinguian para sustituirlo por un reflejo, laluz que brinda la sonrisa del niño, los recuerdos del grande y el bagaje del viejo, de forma sublime nos dejamos acariciar por las formas y colores de una Tijuana de antaño y el hogar de hoy.

Lospájaros se posan en las alas del recinto, los ojos del espectador se logran percatar de todo, no funciona el esquivar la presencia del mito presente, no se logra dejar de irradiar pasión, orgullo.Mientras me alejo, extasiada por el lujoso banquete de entradas, de platos de historia y postres de un sin fin de actividades, me encuentro en medio de una llamarada de regocijo y satisfacción, de una bolade nieve, me encuentro en el proceso de emprender el viaje hacia la ciudad que me vio nacer, a la que cobijo a nuestros padres, a la que sacudió órbitas por su excepcional calor humano. Sus paseosturísticos, su crónica que pide cada vez más de forma aplastante ayuda por parte de los que la habitan para conquistar una recreación anhelada dentro de una sociedad que exige, y que no exigesilenciosamente.

Me calmo en medio del frenesí y vuelvo a percibir los olores, ahora son distintos, ya no solían parecerme así, es que la cultura patrimonial que deja esta ciudad pareciera que se colaradentro de la espina dorsal, para encaminarme a sus calles llenas de fuerza y gracia.
Vuelvo, y veo a una niña admirando la caótica belleza, la soberbia perfección, la atractiva dignidad de su ciudad,...
tracking img