Mujer, familia, sexismo y educación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2064 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MUJER, FAMILIA, SEXISMO Y EDUCACIÓN

Mtro. Fernando Salazar Reyes

Desde antes del nacimiento, niñas y niños parten de una situación desigual. En la familia existen preferencias, deseos, preparativos y expectativas diferentes según se trate, de unas u otros (Cobeta, 1987).
Por otra parte, la familia, los centros educativos y los medios de comunicación, propician un proceso de aprendizaje,desde el principio de sus vidas, que condicionará sus conductas, su temperamento y su capacidad cognitiva, en función del sexo al que pertenezca.
El análisis del sexismo en la educación infantil, en nuestras escuelas, nos ha puesto a revisar desde los gestos más elementales hasta los objetivos, contenidos y actividades propuestos para esta etapa.
El tono de voz, el lenguaje corporal, laocupación de los espacios, la adquisición de hábitos y conductas sociales, la elección de juegos y juguetes, etc. en la educación infantil, constituyen las raíces que pueden determinar para el futuro, una formación parcial de niñas y niños, ya que si no se fomenta una actitud crítica, sólo se desarrollarán las conductas que estén de acuerdo con los estereotipos sexistas establecidos socialmente, comolo dice Jaramillo (1990).
Trabajar para descubrir la importancia que tienen los mensajes sexistas en la escuela, ha aumentado nuestro grado de sensibilidad y hemos podido cuestionar el carácter “natural” de muchos gestos y actitudes sexistas que se trasmiten habitualmente a las criaturas mas pequeñas. Paralelamente, hemos podido detectar nuestros reductos de sexismo más interiorizados, y portanto, más inconscientes y hemos podido percibir la forma más clara de las conductas sexistas que niñas y niños traen incorporadas a la escuela de socialización.
Por otro lado, los libros de texto son un instrumento ideológico más, para interiorizar a las niñas. A través de textos e imágenes, se presenta como natural y, por tanto, inevitable e inamovible una realidad que es cultural y perfectamenteevitable. “Siempre que se recurre a la naturaleza, a la biología, para explicar algún fenómeno social, se esconde detrás un sujeto al que hay que oprimir: mujeres, niños, negros, judíos o gitanos” (Mañeru, 1992, p. 27).
Bajo la objetividad de la ciencia se pretende ocultar una ideología. Así, la mujer pertenecerá al mundo de la naturaleza en oposición al de la cultura que monopolizará elhombre, haciendo de ella un objeto de dominación.
Niñas y niños aprenden en los mismos libros distintas cosas. En realidad aprenden lo más importante, a ser mujeres y hombres según los patrones del patriarcado. Ya en preescolar los y las niñas cantarán juntos esta encantadora poesía que aparece en un libro:
“El padre trabajando;
la madre, en el hogar:
los niños, en la escuela,
y los patos avolar…”

De manera sencilla y eficaz, se ha fijado el primer capítulo de su incipiente historia personal. A los varones les pertenece la calle, la esfera de lo público, de lo social; para la mujer queda lo cotidiano, lo privado. Esta confinación en el hogar no sería posible sin una tácita complicidad por parte de las mujeres, y esta complicidad es posible porque previamente, las niñas han asumido suinferioridad física, intelectual y emocional. Sólo así podrán aceptar como mujeres el papel que la ideología patriarcal les destina de ciudadana de segunda clase, reproductoras de la especie y de la fuerza del trabajo del varón.
En los libros de texto la superioridad masculina no sólo aparece cualitativamente sino cuantitativa de manera escandalosa; en el libro de lecturas de quinto grado porejemplo, el 78% de las lecciones las escribió un hombre, el 10% son autoras y el resto aparece sin autor (SEP).
De otra manera, y como comenta Morín (1990) en los libros de texto los estereotipos sexistas se muestran sin excesivo pudor. Las niñas son catalogadas como poseedoras de defectos, no son inteligentes, ni activas, ni estudiosas, ni fuertes, tienen miedo a subir un árbol, a acercarse a...
tracking img