Murphy

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6988 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Modernidad, imperialismo, globalización, mundialización...

Susana B. Murphy
Universidad Nacional de Luján
Facultad de Filosofía y Letras
Universidad de Buenos Aires


La reflexión acerca de la identidad durante el siglo XIX fue la clave de las culturas imperialistas. La influencia planetaria del imperialismo clásico europeo1 del siglo XIX y principios del XX todavía proyecta suespectro fantasmal en los finales de este siglo. El vocabulario de la cultura imperialista se caracteriza por la utilización de vocablos y nociones que aluden a “ser inferior”, “razas sometidas”, “pueblos subordinados”, “dependencia”, “expansión” y “autoridad”.

En el siglo XIX se profundizó la oposición Oriente-Occidente como fruto del racismo2 , progreso y colonialismo imperantes en Europa, ideasque se mantuvieron muy firmes en los inicios del siglo XX y que condujeron a un profundo rechazo cultural de las antiguas civilizaciones semitas de la antighedad. Se contrastó el proceso histórico griego con el del antiguo Egipto, por ende se rechazaron las culturas africanas y se exaltó la compartida convicción de que esta antigua civilización había quedado atrás frente al avance del progreso delas civilizaciones modernas3 .

La modernidad refiere de manera suscinta a los modos de vida y organización social que surgieron en Europa a mediados del siglo XVII y que modificaron radicalmente todas las modalidades tradicionales del orden social tanto en extensión global como en intensidad al alterar sustancialmente la cotidianeidad. La relación tiempo y espacio en las sociedadestradicionales se contrasta con el dinamismo de la modernidad que deriva de la separación del tiempo y el espacio. El tiempo estuvo conectado al espacio, hasta que se uniformó la medida del tiempo con el inventó del reloj mecánico4 .

El poder económico, político, y militar que dieron a Occidente su supremacía se fundaba en la interacción de las dimensiones institucionales de la modernidad (controlde la información y mantenimiento del orden social, la acumulación del capital en el contexto de mercados competitivos de trabajo y producción, transformación de la naturaleza, control de los medios de violencia en el contexto de la guerra industrializada5 ).

Difícilmente exista aún hoy algún norteamericano, africano, europeo, latinoamericano, indio, caribeño, o australiano cuya vidaindividual no se haya visto afectada por los imperios del pasado. Entre Francia y Gran Bretaña controlaban territorios inmensos: Cánada, Australia, Nueva Zelanda, las colonias en América del Norte y del Sur y el Caribe, amplias zonas de Africa, el Medio Oriente, el Lejano Oriente y la India en su totalidad. Esta extensa territorialidad conformó la égida del imperialismo, junto a Estados Unidos, Rusia yotros países europeos más pequeños, Japón y Turquía, fueron también potencias imperiales durante parte del siglo XIX o en la totalidad de éste. Es evidente que la modernidad, el dominio ejercido sobre la distintas posesiones sentaron las bases de lo que hoy constituye un mundo completamente globalizado6 , o “mundializado”.

La mundialización es el proceso de alargamiento o de intensificación dela relaciones sociales en el mundo y se refiere concretamente a los métodos de conectividad en distintos contextos sociales a lo largo de la superficie terrestre. La transformación local es parte de la mundialización y de la extensión de las conexiones a través del tiempo y el espacio como pueden ser la economía mundial, el mercado de productos o el auge de los nacionalismos locales, pues en elacelerado proceso de mundialización, el estado nacional es sólo un pequeño ente7 .

Para el sustento de las ideologías nacionalistas, étnicas y fundamentalistas, frecuentes en nuestro siglo, el pasado es un factor substancial y si no existe o no se adecua a sus objetivos se inventa como oportunamente lo advirtió Hobsbawn: “la nación invento histórico de los últimos doscientos años”. Baste...
tracking img