Nómadas contra molinos de arturo alvar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3973 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
NÓMADAS CONTRA MOLINOS

ARTURO ALVAR

LOS POEMAS NÓMADAS

Vísperas para llegar a destiempo

I

El viento ha deshojado tus alturas
endeble humo alarga tu ceniza.

Arriba del sol estoy hablándote
circundo tu mirada
cada pétalo es ánfora
que absorbe tus caricias
me declina al verbo de tu sombra.

De tus manos tomo extinto vino
bebo torrentes de olvido
en un espectro de auroras.Sierpe que va de luna en luna
piel marina en el agua del tiempo.

Ya no saldrás del fuego
indómito en su umbral
mi corazón se desenvuelve
mientras se abren los cerrojos
a la luz de la puerta.

II

Apariencia de la enredadera

Por el paisaje ambiguo
pasan células de terciopelo
las escamas de un desierto
recorren los espacios luminosos
apenas frecuentados por la entraña.

Casihíbrida
serpentario de rosales
sin la fulgurante espiga
sólo la flama en digestión de instantes.

Habría que entrar al tiempo del incendio
entrecortar el alba
cambiarle los pétalos
por párpados de silencio.

Habría que entrar sin que importe
el dolor de amar la herida.

Por el paisaje ambiguo
se suicidan las retinas:

el rastro de permanecer

es sólo huida.

III

Canción enun VW sin radio

No había contemplado el cielo
te llamé con los impulsos
amargos esta mañana
pero no había puesto la templanza
en los rostros de la gente
que sale a trabajar desde temprano.

En la ciudad que nunca duerme
te espero, pensando que sueñas
presurosa, que llegas tarde a la escuela
cualquier pretexto es bueno
para decirte las palabras que vinieron
de mi sueño.

Losconsejos de mi madre y de tu padre
fueron extraños consuelos:
“deja que te extrañe”
“la vida no será como uno quiera”.

Parida de corazones rotos
aún espero tu llegada
tras el pájaro sordo que surca
este cielo amargo por la mañana.

Cópula de nadie

I

Me entrego al animal
guarda nocturno será en mi humanidad
un bípedo que escribe sin dedo pulgar.

Síncope en la cueva se oye
sucumbirel tiempo
rezumar al vientre de insurrectos niños.

Como el volcán serán mis llagas
incandescentes palabras, pasadizos a la ignota
sabiduría del beso eterno:
cierro el libro con sus muertos.

Queda la piel como primer enigma
de los ases
el oro
ansia de la sed en el desierto.

Procaz
enmarañado del cabello te veo
me he vuelto duda en átomos
conspiración seductora de miradas
en tusojos:
intermitencias del placer.

II

Cárcel que guardas a tumbos los ladridos de los perros
sométeme a los pies del arcángel
de la hoja imantada con la muerte
perpetúame en estratagemas
encadenado a las palabras.

Esclavas sean en la sed de mi desierto
ensamblaje infernal de los sexos expuestos
tolvanera insaciable para apresar nidos de nubes.

Cavidad del cielo inmanente anuestros ojos
eslabón quebrantado
en los linderos de la sangre.

Se tensan las venas
no es rubor el ardor de la ignominia
el engranaje sacude la maquinaria infernal
precipitando el cono despavorido.

Queda tu rosa en el baldío
llueve a estragos un silencio:
donde caben todos los gritos
nada sobra de mi antiguo dolor.

Un bastión más de la cadena
embiste la oxidación de las torturas.Despiertos los dos tan al principio del tiempo
es imposible precisar la aguja que nos cruza la mirada
y dicta el final de todo.

III

Nadie puede ser de los desiertos
no tiene que ser nadie
en las distancias-anhelos
que alimente mis delirios-ocasos
mi soledad de una plegaria
para los velos caídos

la silenciosa hoguera que me espera en tus labios.

Nada es del presente cuando canta elalba
fruta mordida del otoño perene
acabado en lágrimas de senectud
adolescente me miras mientras bailo

arden las noches en la piel de tu memoria.

No me vengo de ti
cuando en silencio
arrinconado como gato
te espero en el sillón de mi arrecife ingrávido.

Celos de ti, nada es del odio
crece la playa, nunca fuimos a la playa
esa demora hizo cantar sirenas escuálidas
que encallan...
tracking img