¡Nada dificil!

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (536 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por el interés que Dios tiene de que vivamos una vida que le agrade, ha puesto la Palabra al alcance de todos.

Versículo: Deuteronomios 30.11-14

Si entramos a cualquier librería cristiana nosencontraremos con una abundancia de obras acerca de todos los variados aspectos de la vida espiritual. Muchas de ellas nos ofrecen la receta que promete liberar la bendición del Señor para nuestrasvidas. Uno podría pensar, frente a tanta literatura, que es la falta de entendimiento de los hijos de Dios acerca de la vida cristiana la que ha dado lugar a esta increíble proliferación de libros.Compare esa montaña de información con lo sencillo del texto que hoy forma parte de nuestro devocional. ¡Qué increíble diferencia!, ¿verdad? Pareciera que tanta literatura a veces nos distrae de laverdadera sencillez que encierra el proyecto Divino para nuestras vidas. No me malinterprete. No estoy diciendo que los libros no sirven, ni tampoco que la labor de un autor es en vano. Yo mismo soyamante de los buenos libros y procuro mantener alimentado mi hábito de leer buena literatura. El punto es este: La abundancia de recursos escritos no debe intimidarnos, ni llevarnos a pensar que la vidaespiritual es un asunto extremadamente complejo. Más bien, el requisito para vivir en Cristo es un tema sumamente sencillo y puede resumirse en una sola palabra: obediencia.


Piense en lo que Diosle estaba diciendo al pueblo que terminaba su peregrinaje de cuarenta años en el desierto. La palabra que él traía a sus vidas no era una palabra demasiada complicada, ni muy difícil de practicar.Estaba al alcance de todos aquellos que deseaban vivir una vida agradable para Jehová. La dificultad no radicaba en lo complejo de la Palabra. Al contrario, se tornó enredada por las rebuscadasexplicaciones que quisieron darle los supuestos intérpretes de la ley. La dificultad, sin embargo, radicaba en otro lugar totalmente diferente: la obstinada resistencia del espíritu humano a recibir órdenes...
tracking img