Nada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 65 (16244 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL MARXISMO, MARIATEGUI Y EL MOVIMIENTO FEMENINO.
I. EL PROBLEMA FEMENINO Y EL MARXISMO.
El problema femenino es una cuestión importante para la lucha popular. Y su importancia es hoy mayor porque se intensifican acciones tendientes a la movilización de las mujeres; movilización necesaria y fructífera desde la posición de la clase obrera y al servicio de las masas populares, pero que impulsadapor y en beneficio de las clases explotadoras actúa como elemento de divisionismo y freno de la lucha popular. En este nuevo periodo de politización de las masas femeninas en el cual nos desenvolvemos, teniendo como base una mayor participación económica de las mujeres en el país, es indispensable prestar seria atención al problema femenino en tanto estudio e investigación, incorporación políticay consecuente labor organizativa. Tarea que plantea tener presente la gran tesis de Mariategui que enseña : LAS MUJERES COMO LOS HOMBRES SON REACCIONARIAS, CENTRISTAS O REVOLUCIONARIAS, NO PUEDEN, POR CONSIGUIENTE , COMBATIR JUNTAS LA MISMA BATALLA. EN EL ACTUAL PANORAMA HUMANO LA CLASE DIFERENCIA A LOS INDIVIDUOS MAS QUE EL SEXO . Así, desde el comienzo, la necesidad de una comprensión científicadel problema femenino exige partir incuestionablemente de la Concepcion de la clase obrera, del marxismo. 1. La teoría de la mujer como naturaleza femenina deficitaria . A lo largo de los siglos las clases explotadoras han sostenido e impuesto la pseudo teoría de la naturaleza femenina deficitaria , que ha servido para justificar la opresión que hasta hoy experimentan las mujeres en lassociedades en que la explotación, sigue imperando. Así, la alabanza de los judíos: Bendito sea Dios, nuestro Señor y Señor de todos los mundos, por no haberme hecho mujer y el conformismo de la judías que rezan: Bendito sea el Señor que me ha creado según su voluntad , expresan claramente el menosprecio del mundo antiguo por la condición de la mujer. Estas ideas también predominaron en el esclavismogriego; el famoso Pitagoras decía: Hay un principio bueno que ha creado el orden, la luz y el hombre y en un principio malo que ha creado el caos, las tinieblas y la mujer ; y hasta el gran filosofo Aristóteles sentencio: La hembra es hembra en virtud de cierta falta de cualidades , y El carácter de las mujeres padece de un defecto natural . Estos planteamientos pasaron al periodo final del esclavismoromano y al medioevo, acentuándose en los pensadores cristiano el menosprecio a la mujer con imputaciones de ser ésta la fuente de pecado y antesala del infierno. Tertuliano clamo: Mujer eres la puerta del diablo. Has persuadido a aquél a quien el diablo no se atrevía a atacar de frente. Por tu culpa tuvo que morir el hijo de Dios; deberías ir siempre vestida de duelo y de harapos ; y Agustin deHipona: La mujer es una bestia que no es firme ni estable . Mientras aquéllos condenaban otros sentenciaron la inferioridad y obediencia femeninas; así Pablo de Tarso, el apóstol, predico: El hombre no ha sido sacado de la mujer, sino la mujer del hombre; y el hombre no ha sido creado para la mujer, sino la

mujer para el hombre , y Así como la iglesia esta sometida a Cristo, así sean sumisas entoda cosa las mujeres a su marido . Y cientos de anos después, en el siglo XIII, Tomas de Aquino prosiguió igual prédica: El hombre es la cabeza de la mujer, del mismo modo que Cristo es la cabeza del hombre y Es un hecho que la mujer esta destinada a vivir bajo la autoridad del hombre y que no tiene autoridad por si misma . La comprensión de la condición femenina no avanzo mayormente con eldesarrollo del capitalismo, pues si bien Condorcet apunta a señalar su raíz social al decir: Se ha dicho que las mujeres...carecían del sentimiento de justicia, y que obedecían antes a su sentimiento que a su conciencia ...esa diferencia ha sido causada por la educación y la existencia social, no por la naturaleza , y el gran materialista Diderot escribía: Os compadezco mujeres y en todas las...
tracking img