Neurociencias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1346 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Hombre Decapitado
Cuenta la doctora Christa Meves que un médico soñó que estaba visitando la sala del hospital en que trabajaba, y vio sorprendido y cada vez más lleno de espanto, que las camas de sus pacientes estaban vacías y alineadas rígidamente y, en las mesitas de luz, se veían colocadas las cabezas cortadas de los enfermos. Lo que evidentemente clama desde el sueño de este médico es laangustia que viven los enfermos al llegar ante un especialista que sólo atiende una parte de su organismo, olvidando que es él, la persona toda entera, la que está sufriendo. Dice Daniel Goleman: "para el paciente, cualquier encuentro con una enfermera o un médico puede ser una oportunidad para obtener información, consuelo y tranquilidad, o si se maneja inadecuadamente, una invitación a ladesesperación. Existe una tendencia en el que los imperativos institucionales hacen que el personal médico pase por alto la vulnerabilidad del paciente. A su vez los profesionales se debaten en la angustia de luchar contra el presupuesto y lograr una adecuada atención al paciente sin medios, y ejercer su carrera con seriedad. Afirma asimismo Goleman: "Debido a que las crudas realidades del sistemamédico están cada vez más reguladas por los contadores, las cosas parecen empeorar día a día". Es alarmante que nuestra sociedad no permita ejercer una medicina humanitaria, que no se compense adecuadamente la labor de médicos y enfermeros, que se tenga que elegir el tratamiento de un paciente en función de los costos y no de la mejor opción para su salud. Esta falta de sensibilidad que la sociedadviene observando en el trato de la humanidad sufriente es un ejemplo de los que el Dr. Edwald Bohm ha calificado como "neurosis de decapitación". Dado el sistema actual de nuestro mundo cultural, nadie se puede escapar a la fatalidad de la "decapitación", pues llevado el hombre a la escuela a los seis años, queda expuesto a la ininterrumpida intelectualización que fluye de nuestros planes educativosdurante diez, doce, y quizás durante veinte años si sigue una carrera universitaria. A medida que pasan los años van siendo más grandes las exigencias de un mayor rendimiento y su formación se va convirtiendo en el adiestramiento de su intelecto, se lo nutre de información. Y no es que se cometa con él ninguna estafa: la información es imprescindible, la necesita para el ejercicio de lasupervivencia en esta era de la tecnificación. Y sin embargo, todo ello implica una unilateralidad que, como todas las cosas llevadas al extremo, encierra en sí graves peligros. Hay una exacerbación, una hipertrofia del pensamiento, una "neurosis de decapitación" que es padecida por aquellas personas que lo discuten todo, pero no viven nada. No se dan cuenta de que lo están triturando todo a fuerza derazonarlo, porque tienen miedo de vivirlo. Lo que el "decapitado" no se permite, lo que lo avergüenza, es dejar libre expansión al conjunto de su mundo sentimental, de tener que admitir incluso en sí, la existencia de esos sentimientos. Y la causa de todo ello está en que el espíritu de nuestro tiempo impone el predominio de la razón y su supervalorización. Para muchos hombres de hoy lo no demostrableno es existente. Y no es que nos haya ido mal por este camino, del maridaje del pensamiento con las cosas de la realidad ha nacido la técnica, la cual, en pocas décadas, trajo al hombre una amplísima liberación de las miserias de su ambiente. Pero al experimentar el hombre la conciencia de sus éxitos, al ver aquello de lo que es capaz sirviéndose de la técnica, ha incurrido a la vez en unavaloración excesiva y unilateral de sus logros y de aquel supuesto básico de donde proceden, que es el pensamiento racional científico-natural. Es evidente que a toda acción sigue una reacción. Y así los efectos concomitantes de esta manía de tecnificación están produciendo peligros de tal consideración que el mismo HOMO TECHNICUS está amenazado vitalmente por las armas que él inventó: bomba atómica,...
tracking img