Nosotros somos humanos, los otros no. el estudio de la deshumanización y la infrahumanización en psicología.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8521 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Revista IPLA 2007. Vol. 1, Nº 1. pp. 28-39

ISSN Solicitado

Nosotros somos humanos, los otros no.
El estudio de la Deshumanización y la Infrahumanización en Psicología
Armando Rodríguez Pérez Catedrático de Psicología Social Facultad de Psicología Universidad de La Laguna

Resumen La mayoría de los estudios psicosociales sobre las conductas destructivas y de crueldad masiva de los sereshumanos reconoce la concurrencia de una representación deshumanizadora del otro. Sin embargo, no existe aún en psicología una definición clara del concepto de deshumanización, no hay acuerdo sobre las condiciones en que se produce, y tampoco hay consenso en las estrategias operativas que se emplean. El propósito de este artículo es presentar el perímetro interno de las distintas formulaciones queexisten hoy en Psicología Social sobre la deshumanización. Para ello comienza centrando el tema en el ámbito de las relaciones intergrupales ya que, en contraste con el perfil individual, es ahí donde la deshumanización tiene efectos más perversos. El segundo epígrafe, introduce la perspectiva subjetiva, bien arraigada socialmente, sobre la existencia de “esencias”, una teoría implícita queconforma los cimientos del proceso de deshumanización del otro. El tercer epígrafe, presenta las principales aportaciones sobre deshumanización organizadas en cuatro grupos. El primero, la entiende como deslegitimación del otro; el segundo, como una alteración en la dimensión moral; el tercero como infrahumanización; y el cuarto, como privación de rasgos típicamente humanos. El artículo termina con unasíntesis de las distintas explicaciones presentadas.

Revista IPLA 2007. Vol. 1, Nº 1. pp. 28-39

Nosotros somos humanos, los otros no.

29

Introducción Deshumanizar es privar al otro de aquellas cualidades que le distinguen como ser humano. Algunas de estas cualidades son la inteligencia, el amor, la felicidad, los valores, las creencias morales, el lenguaje y la vergüenza. Soncualidades que se tienen o no se tienen. No basta tener unas y carecer de otras. Todas son necesarias para decir de alguien que es un ser humano. Por eso, la deshumanización no es un sustantivo que admita grados. O se es humano o no se es humano. Obviamente todos los individuos son seres humanos. Cierto que muchos en el pasado no compartieron esta afirmación. Pero, si hoy quedara algún nostálgico, se meantoja que los avances en genética proporcionarían argumentos más que suficientes para desanimarlo de inmediato y con contundencia. Lamentablemente, la ciencia no es el principal motivo de inspiración de las creencias. Si esto fuera así, este artículo sobre deshumanización debería terminar aquí. El tema carecería de interés para los científicos y sus inquietudes se moverían en otros horizontes. Sinembargo, todos somos conscientes de cómo las guerras, los exterminios, las limpiezas étnicas y las agresiones más despiadadas se acompañan de actitudes deshumanizadoras hacia las víctimas. Los torturadores más competentes se imaginan a sus cautivos como animales, demonios o dispositivos incapaces de sentir algo más que dolor. La equiparación de grupos humanos étnicos, religiosos o políticos conlas ratas o las cucarachas1, ha proporcionado justificación a la acción genocida de los perpetradores. La equiparación de las mujeres con objetos de placer, bienes fungibles o máquinas reproductoras,2 así como con entes zoomórficos (zorras, víboras, vampiros, conejas, lagartas), ha facilitado las conductas de dominio de los hombres. Por último, y sin que ello agote todos los escenarios dedeshumanización, la equiparación de los discapacitados, los desempleados y los inmigrantes con todo tipo de parásitos ha reforzado las creencias y las actitudes de rechazo y exclusión social. Además, la deshumanización no es una actitud epidérmica, algo que tiene lugar en el escenario temporal de una tertulia de taberna. Muy al contrario, es algo que tiene raíces bien firmes y cuyo alcance se observa...
tracking img