Novela canaima de rómulo gallegos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 390 (97390 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Canaima

Rómulo Gallegos

Duodécima edición:

Enero de 1977

Espasa–Calpe, S.A.

Talleres gráficos de Espasa–Calpe, S.A.

Carretera de Irún, km 12.200 Madrid–34 1977

ISBN: 84–239–0213–7

Depósito Legal: M.34.899–1976

Ediciones especialmente autorizadas por el autor para la cColección Austral

Copyright:

Herederosde Rómulo Gallegos, 1935

Rómulo Gallegos

Nace el gran novelista venezolano en Caracas en 1884, donde muere en 1969. Empieza desde muy joven a hacerse notar en el campo de las letras. Su primera novela, Reinaldo Solar, ya incluida en nuestra Colección, data de 1921. Ella le consagró plenamente ante el público venezolano, y la crítica le saludó como el más firme valor de la nuevageneración. En 1925, la publicación de La Trepadora reafirma y consolida su prestigio dentro de las fronteras patrias; pero es solamente cuatro años más tarde, al lanzar las prensas españolas a la publicación Doña Bárbara, cuando el nombre de Gallegos adquiere una vastísima repercusión. En todas las capitales del mundo de habla española –en Madrid como en Buenos Aires, en La Habana igual que enMéxico– registróse como un suceso impar la aparición de un libro que libertaba la inspiración americana de toda actitud servil frente a las literaturas europeas. Cantaclaro, Canaima, Pobre negro, Sobre la misma tierra, La rebelión y otros cuentos, Cuentos venezolanos y El forastero aparecen a continuación. El público hispanoamericano puede familiarizar con este autor, al haberse publicado enColección Austral todos sus citados libros. Como muy bien dijera uno de sus críticos, Gallegos ha llegado a un grado tal de maestría que entre sus obras hay campo para la preferencia, pero no para regatearle a ninguna la más encendida admiración. Acaso no sea inoportuno agregar unas cuantas palabras respecto a la recia personalidad de Gallegos, que también se destacó como hombre público y maestro –desdelas aulas del Liceo de Caracas– de varias generaciones venezolanas. Entre otros importantes cargos, desempeñó en 1936 –apenas un semestre– la cartera de Educación, fue diputado al Congreso Nacional por el Distrito Federal y presidente de la República.

I

Pórtico

Barra del Orinoco. El serviola de estribor lanza el escandallo y comienza a vocear el sondaje:

—¡Nueve pies! ¡Fondoduro! Bocas del Orinoco. Puertas, apenas entornadas todavía, de una región donde imperan tiempos de violencia y de aventura... Una ceja de manglares flotantes, negros, es el turbio amanecer. Las aguas del río ensucian el mar y saturan de olores terrestres el aire yodado.

—¡Ocho pies! ¡Fondo blando! Bandadas de aves marinas que vienen del Sur, rosarios del alba en el silencio lejano. Lasaguas del mar aguantan el empuje del río y una cresta de olas fangosas corre a lo largo de la barra.

—¡Ocho pies! ¡Fondo duro! Destellos de aurora. Arreboles bermejos... ¡Y eran verdes los negros manglares!

—¡Nueve pies! ¡Fondo blando! De la tierra todavía soñolienta, hacia el mar despierto con el ojo fúlgido al ras del horizonte, continúan saliendo las bandadas de pájaros. Losque madrugaron ya revolotean sobre aguas centelleantes: los alcatraces grises, que nunca se sacian; las pardas cotúas, que siempre se atragantan; las blancas gaviotas voraces del áspero grito; las negras tijeretas de ojo certero en la flecha del pico.

—¡Nueve pies! ¡Fondo duro! A los macareos han llegado millares de garzas: rojas corocoras, chusmitas azules y las blancas, de toda blancura;pero todas albean los esteros. Ya parece que no hubiera sitio para más y aún continúan llegando en largas bandadas de armonioso vuelo.

—¡Diez pies, fondo duro! Acaban de pronto los bruscos maretazos de las aguas encontradas, los manglares se abren en bocas tranquilas, cesa el canto del sondaje y comienza el maravilloso espectáculo de los caños del Delta.

Término fecundo de...
tracking img