Novela completa " montior"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 365 (91011 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
2
Monitor Capitulo 1

Acostada en mi cama, sentía las lagrimas correr por mi rostro, una angustia me invadía el corazón. Me preguntaba que era en lo que había fallado, en que era lo que había hecho mal, ¿Era yo o era algo que había hecho? ¿Mi cabello? ¿Mis ojos? ¿Mi voz? No lo sabía… lo único que sabía era que me estaba doliendo, y que no podía contener el llanto a tal grado, que mi madrehabía llegado a escucharlo en la sala de mi casa, pero en ese momento no me importaba, porque mi frustración llegaba más a allá de pensar si alguien se enteraba o no de mi sufrimiento, de hecho eso nunca me había importado, siempre habían ganado mis sentimientos sobre la situación en la que me encontrara, y tal vez eso había sido lo que inició todo mi problema… y tras ese mar de pensamientos nunca mepercaté de cuando mi madre abrió la puerta, se dirigió hacia mi cama y se sentó junto a mí.

— ¿Qué tienes Any? —Preguntó con voz dulce— ¿Te sientes mal? ¿Te pasa algo?

No respondí por miedo a que me regañara, pues a mi mamá nunca le había gustado la idea de que mi edad estuviese sufriendo por alguien, siempre decía que estaba muy pequeña y que no venía en mi edad el estar rogándole a alguienpor amor.

—Te pasó algo ¿Cierto? —Insistió— Cuéntame que es lo que te pasó, Anya desde que llegaste de la escuela estás muy rara, y estás llorando, por favor hija dime que tienes, sabes que puedes confiar en mí…

Mi madre siempre poseyó ese sexto sentido que dicen que poseen todas las madres, pero ella lo tenía sobre todo conmigo, mis hermanos casi nunca le contaban los problemas que tenían,y ella nunca lo sospechaba, pero conmigo era diferente, tal vez porque éramos iguales, pero a también porque ella sabía que yo era la más frágil de los tres.

Comencé a llorar hundiéndome nuevamente en el océano de dudas que me invadía desde hace mucho tiempo, pero mi madre tenía razón, llevaba varios meses enamorada de aquel chico que conocí un día al ir a la papelería de su padre, era alto, depiel blanca, cabello negro, ojos coquetos y cara de ángel, pero lo que más me había gustado de él era esa voz que con tan solo oírla hacía que mi corazón se detuviese y empezaba a imaginar que me llamaba a mi… pero nunca fue así, el se desesperaba cada vez que yo iba a la papelería porque todo el mundo se daba cuenta de mi gusto hacía el, incluyendo su padre y los amigos de él que estaban enotros locales junto a ese, y lo molestaban diciéndole que yo era su futura esposa, y cada vez que me veían comenzaban a murmurar que ya venía llegando su “amada novia”, todos comenzaban a reírse sin saber que a él lo estaban llevando a odiarme, y a mí, a resistir su desprecio, pero parecía que todos se daban cuenta de eso, menos yo… ese siempre fue mi defecto, nunca supe como disimular missentimientos, siempre fui un libro abierto para todos, algo que ellos creían que les daba derecho para querer ponerse a escribir, y a romper mis propias hojas…

—Pero, no te he terminado de contar…— Me calmé un poco y proseguí. —Resulta que hoy Vanessa me dijo que él no quiso responder mi carta, y que si él me hablara algún día lo haría cuando me encontrara en la calle, no quería ni que me presentara conél, y mucho menos que se le ocurriera llevarme a la papelería para eso, y pues… me sentí indignada.

—Mi vida no llores— Trató de consolarme pesar de que no me comprendía del todo— esto va a pasar, tiene que pasar, aún estas muy pequeña, tienes 13 años y toda una vida por delante, te esperan esta y muchas más desilusiones, pero no te asustes, estas desilusiones son las que te llevarán a encontrara tu verdadero amor, el hombre con el que te casarás y al que amarás verdaderamente, pero deberás ser fuerte, porque este camino es muy duro, primero tienes que dedicarte a tus estudios que es lo único que tendrás seguro por el resto de tu vida, y el amor solito llegará, recuerda que el amor no se busca, y mucho menos se forza, el sólo llega a ti cuando menos lo busques o lo esperes, pueden...
tracking img