Nubosidad variable

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1304 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Seminario de textos poéticos para el nivel superior de ELE Página personal de E. Martín Peris

! " $ $ $& ! # ! % &

% $ % & ( )* # & + , )# . ) / ) 1 )2 )3 3 ! ! + + 0 + ' 0 & # ' & # %

"

!

!

+ ! +

NUBOSIDAD VARIABLE (Carmen

Martín Gaite)

1 2 3 4 5

Me metí en un bar de la plaza del Dos de Mayo, pedí un café en la barra, y nada más caerme(1) en el estómago me entró unsudor frío, me dieron arcadas y tuve que salir pitando para el servicio, con la boca tapada por un pañuelo. Las lilas las había dejado en el mostrador, y volverlas a oler después de la vomitona me dio la ilusión de un cierto restablecimiento. Pero en el espejo que

Ernesto Martín Peris. Grael. UPF. Barcelona.

Seminario de textos poéticos para el nivel superior de ELE Página personal de E.Martín Peris

6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56

había detrás de las botellas me vi una cara muy pálida y además me notaba las piernas como de trapo, casi no me sostenían. Me acordé del poema de Poe: “Nunca más, nunca más”. -Me voy a sentar un momento en aquella mesa, oye -le dijeal camarero. -¿Te llevo otro café? -No, un vaso de agua, por favor. Cuando me lo trajo, yo había apoyado la cabeza contra la pared, y miraba con los ojos entrecerrados las figuras que se movían perezosamente fuera, al otro lado de la ventana. Trataba de respirar hondo y de concentrarme en la decisión de no montar una escena(2) de llanto, decisión fluctuante, como todos los humores y jugos de micuerpo en aquel momento. El camarero dejó el vaso de agua encima del velador y se sentó a mi lado con total naturalidad. Era un chico delgado, muy guapo, con pelo afro. Llevaba un pendiente en la oreja izquierda. Yo seguía oliendo las lilas de vez en cuando. -¿Cómo va la cosa? -me preguntó sonriendo-. Estás muy pálida. .-Se pasa, gracias. -¿Es lipotimia o mareo de coco(3)? -Pues serán las dos cosas.¡Yo qué sé! -¿Y ahora te montas el pire a base de jarabe de lila(4)? Pero venga, tía, no llores. Bebe agua, anda. El pulso lo tienes bien. Me había cogido la muñeca, no me la soltaba y estuvimos así un rato sin hablar. No me resultaba violento ni llorar ni sentirlo tan cerca, atento a mis pulsaciones. Al contrario, me gustaba. La tarde se detenía estática sobre la plaza. -Oye-, ¿y a ti qué tepasa?, ¿que vas de abstracta por la vida(5)? -¿Por qué? -No sé, por cómo lloras, yo es que te veo llorar y alucino(6). ¿Has visto Casablanca? -Sí, pero allí no lloraba nadie-, que yo recuerde. -Bueno, da igual, tampoco aquí hay piano; se me ocurre eso porque has entrado como Ingrid Bergman buscando al Humphrey. ¿O no? Eres demasiado (7). Te veo en blanco y negro. El local estaba casi vacío, sólo habíatres chicos en la barra, pero no nos miraban. Me sequé las lágrimas con la mano libre. -¡Tino! -llamó uno de ellos-, ¿me pones otro cubata(8)? Tino se levantó y me dio un golpecito amistoso en la rodilla. -Te dejo para que pienses en tus cosas. Pero no te comas el tarro (9). ¿De verdad no quieres otro café? -De verdad, si además me voy a ir enseguida. -Quédate lo que quieras. Tú tranquila. Y hazmecaso, no te comas el tarro, que no vale la pena. -Gracias. Tienes razón. Me quedé un ratito arropada por aquella gente desconocida y me iba encontrando cada vez mejor. Sí, era como una escena de cine en blanco y negro. De vez en cuando, Tino me miraba desde la barra y yo le sonreía. Cuando me levanté para pagarle, no me quiso cobrar, dijo que allí los vómitos los daban gratis. Arranqué un ramitode lilas y se lo alargué. Me miraba fijamente al cogerlo, y, sin dejar de mirarme, se inclinó hacia mí a través del mostrador. -Oye, ¿no has salido tú en la tele hace cosa de una semana hablando de la movida de los drogotas(10)? Los otros lo habían oído y me miraron también. -¿En la tele? Yo no. Sería otra.
Ernesto Martín Peris. Grael. UPF. Barcelona.

Seminario de textos poéticos para el...
tracking img