Obra misional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (570 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DESEO
Al igual que ocurre con muchas otras cosas, compartir el Evangelio comienza con el deseo. Si habremos de convertirnos en instrumentos más eficaces en las manos del Señor para compartir SuEvangelio, debemosdesearlosinceramente, y considero que ese deseo se alcanza con dos pasos.
Primero, debemos tener un firme testimonio de la verdad e importancia del Evangelio restaurado de Jesucristo,lo cual incluye el valor supremo del plan de Dios para Sus hijos, el lugar esencial que ocupa la expiación de Jesucristo en él, y el papel que desempeña la Iglesia de Jesucristo en el cumplimiento dedicho plan en la vida terrenal.
AYUDA DIVINA / EL TIEMPO EXACTO
También precisamos ayuda para guiarnos al compartir el Evangelio. Del mismo modo que nuestros deseos deben ser puros y estarbasados en el testimonio y el amor, el Señor debe dirigir nuestros hechos. Se trata de Su obra, no de la nuestra, y se debe realizar a Su manera y en Su tiempo, no en los nuestros. De otro modo, nuestrosesfuerzos están encaminados a la frustración y el fracaso.
Todos tenemos familiares o amigos que necesitan el Evangelio pero que por el momento no tienen interés en él. Para ser eficaces, el Señordebe, por tanto, dirigir nuestros esfuerzos para que obremos de la forma y en el momento en que ellos sean más receptivos. Debemos orar por la ayuda y la guía del Señor para que podamos ser instrumentosen Sus manos y ayudar al que está preparado, a aquel a quien desea que ayudemos hoy.
III. CÓMO HACERLO
Una vez que tenemos un deseo sincero de compartir el Evangelio con los demás y que hemosbuscado la guía divina para orientar nuestros esfuerzos, ¿qué debemos hacer? ¿Cómo se procede? Comenzamos por el principio. No debemos aguardar a recibir una invitación de los cielos, pues la revelaciónsuele venir cuando estamos en marcha.
El Señor nos ha dicho lo siguiente respecto a quién y cómo: "Y sea vuestra predicación. . . cada hombre a su vecino, con mansedumbre y humildad" (D. y C....
tracking img