Ortografia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11386 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El neoespañol y los principios que fundamentan la lengua estándar o consagrada
María Antonia Martín Zorraquino
Catedrática de Lengua española de la Universidad de Zaragoza.
Zaragoza (España).

1. Introducción
La publicación como libro —El dardo en la palabra— de los artículos que F. Lázaro Carreter ha venido escribiendo en la prensa con ese mismo título, entre 1975 y 1996 (LázaroCarreter, 1997), nos proporciona una fuente de extraordinaria importancia para conocer aspectos esenciales de las tendencias del español de España en el último cuarto del siglo XX. A través del examen —sabio, riguroso y, a menudo, irónico— de los usos desviados de cientos de palabras y construcciones de nuestra lengua, se nos desvela cómo es actualizada esta por una gran masa de ciudadanos. Lázaro censurasobre todo a los periodistas, y también a los políticos, a los escritores, a los profesores y a los estudiantes, porque, en cuanto profesionales de la palabra, están especialmente obligados a cuidar de ella.
El autor critica así, lo que él suele denominar el neoespañol, que deforma el uso canónico del idioma de diversas maneras. Por ejemplo, reduciendo el vocabulario: «ese achicamientosobrevenido a sistemas como el que forman ‘hacer’, ‘efectuar’, ‘construir’, ‘verificar’ y cien verbos más que se esfuman ante el único ‘realizar’» (op. cit.: 609), o el que convierte en alocución «el discurso que un parlamentario pronuncia en las Cortes, la salutación que el Rey dirige al Cuerpo Diplomático, la homilía del oficiante en una misa, la arenga del coronel a los soldados, la disertación de unconferenciante o la soflama de un demagogo» (ibídem). El neoespañol refleja frecuentemente el empleo a mocosuena (es decir, ‘atendiendo más al sonido que a la significación de las voces’) de la lengua —«no hay demostración más paladina del estado de amasijo en que el idioma invade los sesos de muchos sujetos que viven de él. Han aprendido las palabras, conocen sus formas, pero los significados son,para ellos, gelatinosos, carentes de perfil; constituyen todos un engrudo» (op. cit.: 353)—, como se puede apreciar en los ejemplos que se ofrecen a continuación: «(... ) sólo con la coordinación internacional se podrán asentar duros golpes al terrorismo»; «las cantidades (de divisas) que se pueden sacar por el procedimiento del maletín son efímeras»; «el señor Gil-Robles ha manifestado que debedefender al pueblo de las inclemencias de la Administración»; «un fuerte frío afecta tácitamente a todo el Norte de España»; «A Butragueño no le gusta hablar de su vida intrínseca»; «en un pueblo vasco, a causa de la pertinaz sequía, el párroco ha decidido sacar en prerrogativa la imagen de su santo Patrono»; «un concejal ha hecho un pacto subterráneo con el PSOE» (op. cit.: 524).
El neoespañolgusta de la afectación —hincha las palabras o desplaza la palabra sencilla por otra más rara—: sustituye, por ejemplo, las preposiciones simples por otras expresiones más largas (a partir de, en lugar de a; por medio de, en vez de con; a través de, y no por) o prefiere cumbre a reunión, captar el pulso a tomarlo, praxis a práctica, homólogo a colega, obsoleto a anticuado, etc. (op. cit.: 202-204;343-346; 720-726). Crea palabras que no parecen ajustarse a los procedimientos habituales de la formación léxica (por ejemplo, conveniar: 721). O simplemente abusa machaconamente, miméticamente, de ciertas formas (finalizar; la pregunta del millón; la prueba del nueve, etc.), convirtiendo en censurable —por lo reiterativo— el empleo, en principio, canónico de muchas voces o giros (op. cit.: 99-101).A los practicantes del neoespañol Lázaro Carreter les recuerda las leyes —«pocas pero augustas»— que rigen en la utópica Ciudad de la Palabra:
«1. Habla y escribe de modo que todos te entiendan y reconozcan en ti un conciudadano civilizado.
2. Procura que tu idioma, construido por tus predecesores a lo largo de varios siglos, y en el que se expresa una noble y gigantesca comunidad cultural,...
tracking img