Panoramas del modernismo latinoamericano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1772 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Durante la segunda mitad del siglo XIX, la región ahora conocida como América Latina aun intentaba cimentar y legitimar, después de las infaustas guerras de independencia, sus novísimos sistemas políticos. No está de más recordar que estos sistemas de gobierno tuvieron las influencias directas de los ya bien erigidos estados francés y norteamericano, principalmente. Influencia que no solo seríapolítica, ya que se extendería a otros ámbitos, como el de la literatura y el pensamiento filosófico-económico. Posteriormente, las cabezas de aquellos noveles estados también sufrirán la influencia más importante de la época: la de la filosofía del progreso. Aquellos sistemas recién formados confiaban ciegamente en el progreso, en la ciencia, en su utilidad, y por ende en el futuro. Esto lograráque, según pensadores del momento, se vaciara espiritualmente el hombre al verse obligado a ver únicamente como posible lo material.
Las jóvenes naciones, después de haber logrado liberarse de las cadenas coloniales, vivieron diferentes y entendibles etapas en su consolidación social: repudio a todo lo que tuviera que ver con la madre patria, vueltas a míticas edades de oro, etc., aunque,paradójicamente, es difícil que pueda hablarse de naciones en el sentido estricto del término, o de verdadero nacionalismo, puesto que los diferentes nuevos países de América apenas tenían un asidero cohesivo. La literatura, como todas las manifestaciones socioculturales de esos países, no estuvo exenta de tales procesos naturales. En lo tocante a México ese proceso estuvo caracterizado por la vuelta a unindigenismo que nada tenía que ver con la realidad, por un repudio no sólo hacía lo que venía de España, sino también a lo que se refería a Francia y Estados Unidos (contradicción a todas luces si tenemos en cuenta que estos dos últimos sirvieron, como veíamos, de paradigma para la conformación de su estado), puesto que las guerras que se perdieron con estos últimos serían suficientes parajustificar su aversión. También se caracterizó por el intento producir una literatura netamente nacional, alejada de cualquier influencia y experiencia extranjera. Esto no durará lo sufuciente como sus precursores hubiesen deseado.
Seguramente la mina del nacionalismo no fue lo suficientemente grande para seguir proveyendo de elementos propios a una literatura que buscaba no tuviesen nada que ver conotras tradiciones, puesto que su finalidad primordial era encontrar a la deseada identidad nacional mediante el ejercicio literario. La nueva literatura era demasiado joven y necesitaba de otras para lograr abastecer sus necesidades. Los maestros de la palabra no tenían aún los medios suficiente para dar vida propia, como por arte de magia, a esa nueva literatura que se pensaba debía ser grande,única y propia. Al darse cuenta de esto, los escritores tuvieron que replantearse el problema y voltear, inevitablemente, hacía otros horizontes: Europa, Estados unidos y, mediante éstos, a Oriente. Aunque el golpe ya estaba dado: no se negará más lo propio.

Hablar del modernismo hispanoamericano es introducirse en una torre de laberínticos pasajes que todo y nada tienen que ver unos con otros.Los críticos no se han puesto de acuerdo, a pesar de los más de cien años de surgido el primer gran movimiento latinoamericano, sobre lo que significa tal. Quizá los representantes de dicho movimiento sean los únicos que comprendieron verdaderamente lo que significaba ser modernista (o como sea que ellos se autonombraran). Los modernistas fueron los que realmente recibieron las naciones y suconsolidación como tales después de las guerras. También fueron ellos quienes recibieran las literaturas que aun pugnaban por encontrar una identidad más allá de la americana. Éstas, respectivas a cada país, habían logrado crear una tradición demasiado joven y cerrada en sí misma. (Pienso que no es demasiado lícito hablar aquí de la indiscutible tradición criollo-española que por ejemplo heredó la...
tracking img