Para qué quiero una linterna si me iluminan las estrellas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1096 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PARA QUÉ QUIERO UNA LINTERNA
SI ME ILUMINAN
LAS ESTRELLAS?

Autora: mercedes farriols

"Para qué quiero una linterna si me iluminan las estrellas", lo escribí manuscrito en papeles desordenados bajo la luz de las estrellas, la luna y los reflejos de las luces de la calle y los edificios cercanos que iluminaban mi ventana, un atardecer que cortaron la luz.

Esa tarde, llegué ami casa, seis y cuarto de la tarde y me encuentro en la puerta del edificio, una multitud molesta de gente rezongando por un corte de luz no previsto... no anunciado. Y, en el barrio de Belgrano, se supone que los cortes de luz deben ser ordenadamente previstos, si no, ¿para qué vivimos en Belgrano?
No sin antes contener un poquito a mis vecinos, conocidos o no -a algunos mandándolos atomar un cafecito en el bar de enfrente, a otros a caminar un poco-, emprendí alegremente el lento ascenso hasta el piso 22º en el cual habito. "¡Ella es joven!" -masculló una vecina de 30 años sin registrar mis 43 en medio de la infeliz manada apesadumbrada.
Ya en mi departamento con la lengua afuera pero feliz por el ejercicio extra para mis glúteos que siempre lo agradecen para no decaer ensu firmeza, al abrir la puerta, me di cuenta que el día todavía era día y la claridad entraba por las ventanas con toda intensidad. Me duché, tomé mate, ordené un poco el característico desorden que siempre me acompaña y no tomé ningún recaudo por el corte de luz que nos amenazaba a las 19 horas ya pasadas.
De pronto, un rezongo constante de mi vecina más cercana por las escaleras, metrajo a mi cruda realidad: "¡Qué desgracia! ¡Me duele la rodilla! ¡Qué vamos a hacer! ¡Quién sabe cuándo se les ocurre darla! ¿Para qué pagaremos los impuestos si hacen con nosotros lo que quieren?" Al sentir todos esos conceptos en tan pocos escalones, salí y le dije: "¿Necesitás ayuda? ¿Tenés una velita?" -tratando de no irritarla más de lo que estaba. "Mal, ¿cómo querés que esté? Y no, no tengovela, dicen que tener las velas de cera trae mala suerte. Tengo esta linterna. ¡Menos mal!".
Estaba realmente descompuesta, fuera de sí. Cerró la puerta con suficiente violencia mordiendo sus propias palabras y zambulléndose en ese triste encierro pero decididamente no sé si peor que su triste encierro cotidiano.
De pronto, la ráfaga de mi sombría vecina, me hizo preguntar: "Y yo...¿tengo una vela?" Busqué medio minuto con cierta desesperación en el maravillosamente desordenado, primer cajón de la cocina donde encuentro un martillo cuando busco una aguja y cuando busco el martillo descubro el pegamento doble contacto, y antes de sellarme los dedos, desistí.
Se hacía indefectiblemente de noche, y yo, no había reflexionado sobre ello. ¡Qué inconsciencia! Envuelta en unatoalla, me agarró la desesperación: no estaba cambiada. ¿Qué me iba a poner? En dos horas tenía que salir. ¿Qué iba a ser de mí? Busqué otra vez la vela, ahora en el segundo cajón de la cocina donde me enredé con las lucecitas del arbolito de navidad que nunca logro desenredar hasta llegado el 8 de diciembre, momento en que las cuelgo, lo suficientemente enredadas. Resultado: cero vela. Midesesperación aumentaba con la ineluctable llegada de la noche. ¿Qué zapatos ponerme? ¿Cómo me voy a maquillar?
¡¡¡¡Una linterna!!!!! Claro, cómo no lo había pensado. Si mi vecina Zulema tenía una linterna, yo también tendría que tener una linterna. Es lo que corresponde. Linterna. A ver. Se hace de noche. Necesito una linterna. ¡No! Mejor me cambio ya mismo que todavía hay claridad y me voy.Sí, tengo que salir. Me voy en seguida. Me voy a un bar. ¡Claro! En ese bar de enfrente hay luz. ¡Qué suerte que tienen los de enfrente! No les cortaron la luz. Pueden hacer su vida normal.
¡¡¡¡La linterna!!!! ¿Dónde tengo una linterna? Tengo que arreglar estos cajones. Algo tiene que querer decir que yo tenga los cajones de la cocina en este caos existencial, ¿no? Este vestido... con...
tracking img