Parabola del buen samaritano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1248 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Parábola del Buen Samaritano. (O ¿A quién hemos de amar?) 1º.- Experiencia humana. * Niños / as. - ¿Hay en nuestro pueblo, colegio, etc. niños / as o personas mayores de otros pueblos o países? - ¿Cómo aceptamos a estos niños / as o mayores, en especial si se les ve pobres o tímidos o con cualquier defecto? (Señalar hechos conocidos de acogida o de rechazo). * Jóvenes y adultos / as. - En nuestropueblo podemos encontrar personas dañadas por la vida, de aquí o inmigrantes: padecen la droga, el paro, la falta de salud, de alimentos o de personas amigas... Digamos hechos conocidos de acercamiento y / o de rechazo hacia ellos / as. (En ambos casos puede ayudar una pequeña representación, algún audiovisual o la lectura de una noticia como la llegada de inmigrantes en pateras, etc.). 2º.-Iluminación desde la Palabra de Dios. A) * Introducción. (Ñiños / as). Una vez, un judío que era escriba - de los que lo sabían todo sobre la religión y los Mandamientos - quiso probar a Jesús para ver si conocía o no las Escrituras. Y hablando del mandamiento del amor al prójimo, que conocía de sobra, le preguntó: “¿Quién es mi prójimo?”. Debido a que él no cumplía este mandamiento, quisojustificarse – “quedar bien” – con la excusa de que no sabía a quién se debe tener como prójimo. El Señor respondió con esta parábola: * Introducción. (Jóvenes y adultos / as). Un escriba o jurista – de los expertos en la religión y los Mandamientos – quiso poner a prueba a Jesús (“examinarle” de las Escrituras), preguntándole cómo podría conseguir la Vida Eterna, cómo podría salvarse. Ante la facilidad dela respuesta, el amor a Dios y al prójimo, no quiso quedar mal y presentó una dificultad: “ Y ¿quién es mi prójimo?”. (Los escribas, que eran quienes decían al pueblo cómo se debía entender y vivir la religión, distinguían entre prójimos y extraños; éstos no eran prójimos para ellos). El Señor entonces, como en tantas ocasiones, echó mano de una parábola. B) * Proclamación de la Palabra. Un hombrebajaba de Jerusalén a Jericó y lo asaltaron unos bandidos; lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Lo

mismo hizo un levita (clérigo) que llegó a aquel sitio; al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje llegó donde estaba el hombre y,al verlo, se conmovió, se acercó a él y le vendó las heridas echándoles aceite y vino; luego lo montó en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente sacó dos denarios de plata y, dándoselos al posadero, le dijo: “Cuida de él y lo que gastes de más yo te lo pagaré a la vuelta”. ¿Qué te parece?. ¿Cuál de estos tres se hizo prójimo del que cayó en manos de losbandidos?. El jurista contestó. “El que tuvo compasión de él”. Jesús le dijo: “Pues anda, haz tú lo mismo”. (Lc. 10, 30-37). C) * Profundización en la Palabra de Dios. (Posibles actividades). * (Niños / as). – Escenificación de la parábola. - Representarla en un mural. (Grupos de 4 o 5 personas). - Idem en un cómic. (Grupos de 2 o 3 personas). - Diálogo: * ¿Qué no se ha entendido? * ¿Qué pregunta hizo elescriba? * ¿Y qué le preguntó Jesús a él al final? * ¿Qué significa hacerse prójimo de alguien? * Según la parábola y la pregunta final de Jesús, ¿de quién nos hemos de hacer prójimos? (Decir personas de quienes no nos gusta normalmente hacernos prójimos, nos cuesta más). * Resaltar esta idea como Resumen: No “Quién es mi prójimo”, sino “Hacerme yo prójimo de quien necesita ayuda”. * (Jóvenes yadultos / as). - Introducción : Los judíos se habían organizado la religión como un conjunto de infinitas normas, un legalismo deshumanizante que, a menudo, oprimía al pueblo en vez de conducirle al amor liberador de Dios. Por ejemplo, se había establecido que la ley del culto tenía preferencia sobre cualquier otra, aunque fuera la del amor al prójimo. Con esta mentalidad actúan el sacerdote y el...
tracking img