Paradojas de pakistan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1140 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La omisión de la indispensable agua ha sido una de las críticas amables dirigida a los estrategas rusos (“‘Fin de la globalización financiera’ y sus cuatro grupos de riesgo, según VVP”, Bajo la Lupa, 28/7/10), quienes mediante el binomio energéticos-alimentos realizaron una taxonomía economicista de los países de mayor a menor riesgo.
La tragedia de las inundaciones de Pakistán, que hasta ahoraha arrojado 20 millones de damnificados que sobreviven en escenas dantescas, vuelve a colocar en la palestra el trinomio vital cuan inextricable de agua-alimentos-energéticos.
El periodista estadunidense Steven Salomon –autor del reciente libro Agua: la batalla épica por riqueza, poder y civilización, cuya tesis nodal es que el acceso al agua fresca sustituyó al petróleo (sic) como la primeracausa de los conflictos globales del siglo XXI–, aborda las paradojas del oro azul en el caso específico de Pakistán, calamitosamente inundado por los desbordamientos causados por el monzón, pero al mismo tiempo bajo la espada de Damocles de una severa carestía de agua en el futuro cercano: “Inundado hoy, muerto de sed mañana” (IHT, 15/8/10).
Pakistán ha sido exorcizado como “Estado fallido” –juntoal “México calderonista”– por la “guerra lingüística” de los semiólogos del Pentágono, y no es nada improbable, como suele suceder a posteriori de cada catástrofe de la naturaleza, que se gesten un cambio de régimen y/o dos guerras civiles: una racial (primordialmente entre las elites militares punjabis frente a los pashtunes y sindhis) y otra religiosa (75 por ciento de sunitas frente a 20 porciento de chiítas). Cualquiera de los factores enunciados puede desembocar en su balcanización, pese a su dotación nuclear.
De acuerdo con nuestros frescos cálculos, Pakistán constituye el segundo país islámico más poblado del mundo con 168.5 millones (descontadas las otras religiones), detrás de Indonesia y antes de India y Bangladesh.
La hipotética balcanización de Pakistán es probable queexpanda fuerzas centrífugas hacia sus cuatro fronteras superestratégicas: India (2 mil 912 kilómetros de transfrontera), Afganistán (2 mil 430 kms), Irán (909 kms) y China (523 kms).
El país que vio nacer unos de los primeros asentamientos civilizatorios urbanos en el valle del Indo –Harappa y Mohenjo-Daro–, aún no firma el Tratado de No-Proliferación (tampoco India e Israel) y posee casi 90 bombasnucleares que no se comen ni se beben en casos de hambruna masiva y carestía excesiva de agua.
Salomon toma la “escasez acuífera” de Pakistán como paradigma hidráulico de “amenaza a la seguridad nacional (sic) de EU”. ¿No será mejor dicho: “seguridad trasnacional” de EU?
Informa que desde marzo, Hillary Clinton –candidata a sustituir a Joe Biden en la vicepresidencia en cualquier momento– “anuncióque la escasez de agua había sido elevada de nivel en las preocupaciones centrales de la política exterior (sic) de EU”, debido a la prospectiva sobre Pakistán. ¿Tendrá Hillary la misma preocupación sobre el norte de México?
Muy malthusiano (¡regresó la moda!), Salomon afirma que “sea improbable (sic) que la producción de alimentos de Pakistán guarde el paso con su creciente población” (porcierto, muy juvenil y de un promedio de 21 años de edad) que atribuye a dos factores: 1. “el rápido deshielo de los glaciares del Himalaya que alimentan el río Indo” (nota: muy controvertido y no demostrado aún por los fundamentalistas de la coartada perfecta del “cambio climático”) y 2. “las tensiones crecientes por el reparto de sus tributarios fluviales con su archienemigo India (nota: no necesitademostración).
Salomon asusta con el petate del muerto y sobredimensiona que desde abril de 2009 los talibanes están a 56 kilómetros de la presa gigante Tarbela –“eje del sistema hidroeléctrico y de irrigación de Pakistán”–, lo cual “desestabilizará” al de suyo “fraccionado país” e impedirá el “desarraigo” (sic) de los “jihadistas terroristas”. ¡Aquí se nos extravió Salomon!
Más allá de sus...
tracking img