Parafrasis horacio quiroga a la deriva

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1001 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
A la Deriva

Horacio Quiroga

PARAFRASIS

El hombre piso algo medio blanco, e inmediatamente experimento una mordedura en el pie. Dio un salto hacia enfrente y al volverse con un lamento observó una yacaruscú que, enrollada en si misma esperanzaba otro ataque.

El hombre miro rápidamente su pie, donde un par de gotas de sangre fluían con dificultad, saco un machete de la cintura.lavíbora percibió y metió la cabeza al centro de su espiral; pero el machete cayo tan fuerte que le movió de su lugar las vertebras.

El hombre se agacho para ver las mordeduras retiro las gotas de sangre y por un momento observo, un dolor intenso surgía de aquellas marcas violetas con la gran inflamación de todo el pie, rápidamente presiono su tobillo con su pañuelo y continuo por la bajada hasta surancho

El malestar en el pie se elevaba con la sensación de que el hinchazón se incrementaba de repente el hombre sintió dos o tres intensas puntadas las cuales velozmente se habían propagado desde la herida hasta la mitad de la pantorrilla. Le costaba trabajo mover la pierna con una fuerte resequedad en la garganta seguida de una sed insoportable, le hizo decir otro lamento.

¡Dorotea! pudoexclamar en una respiración anhelosa y con voz ronca-¡dame caña!

Su mujer corrió con un vaso lleno, que el hombre se tomo en tres tragos. Pero no sintió gusto alguno.

¡Te pedí caña, no agua! –Grito de nuevo-¡Dame caña!

¡Pero es caña Paulino!-Replico la mujer, desconcertada.

¡No, me haz dado agua! ¡Quiero caña te digo!

La mujer se apresuro otra vez cuando regreso con el recipiente debarro el hombre tomo uno tras otro los vasos pero no sintió nada en la garganta.

Bueno esto se ve mal, dijo en voz baja observando su pie pálido y viéndoselo gangrenoso Encima de la tira de cuero del pañuelo, la carne se desbordaba como un espeluznante trozo de tripa de cerdo.

Los dolores intensos ocurrían en puntadas que llegaban a la ingle, La cruel sequedad de garganta que el alientoparecía acelerar más, incrementaba al mismo tiempo. Cuando quiso reponerse un repentino vomito lo mantuvo medio minuto con la frente apoyada en la rueda de palo.

Pero el hombre no quería desfallecer, y bajando en dirección a la costa arribo a su canoa. Se sentó en la popa y empezó a remar hasta el centro de Paraná ahí en la corriente del rio, en la proximidad del Iguazú va a seis millas, lollevaría en menos de cinco horas a Tacurú Pucú

El hombre con poca energía, logro a pesar de todo llegar en medio del rio; pero en ese momento sus manos adormecidas dejaron caer la pala en la canoa y después de un nuevo vomito-de sangre esta vez-puso su mirada al sol que ya estaba de tras del monte.

Toda la pierna, hasta la mitad del muslo, ya era un bloque deforme y duro que reventaba la ropa.El hombre rompió la ligadura y desunió el pantalón con su cuchillo: el bajo vientre cayo hinchado, con grandes manchas pálidas y fuerte mente doloroso. El hombre pensó que el jamás podría llegar solo a Tacurú-Pucú y decidió pedir auxilio a su compadre Alves, aunque ya tenia un largo tiempo que estaban molestos.

La corriente del rio se aceleraba ahora hacia la costa brasileña, y el hombre pudocon facilidad acercarse. Se arrastro por la pendiente queriendo avanzar, pero a los veinte metros, ya muy cansado quedo tirado boca abajo.

-¡Alves!-exclamo con toda su fuerza; pero no fue escuchado.

-¡Compadre Alves! ¡No me niegue este favor! -grito de nuevo levantando la cabeza del suelo. En la tranquilidad de la selva no se escucho ruido alguno. El hombre aun tuvo fuerza para llegar hasta sucanoa, y la corriente, tomándola de nuevo. Lo llevo rápidamente a merced de la corriente.

El rio Paraná corre ahí en el fondo de un gran hoyo, cuyas paredes, altas de cien metros, encierran tétricamente al rio. Desde las orillas rodeadas den negros bloque de basalto, sube también en el bosque negro. Adelante al as orillas, detrás, la eterna muralla sombría en el cual al fondo el rio se...
tracking img