Participacion de la sociedad civil en las actividades nacionales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 79 (19670 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La cuestión de la identidad cultural*

Stuart Hall

Introducción: la identidad en cuestión

La cuestión de la “identidad” está siendo vigorosamente debatida en la teoría social. En esencia, el argumento central es que las viejas identidades que estabilizaron el mundo social durante tanto tiempo se hallan en declive, lo que da origen a otras nuevas y fragmenta al individuo moderno concebidocomo un sujeto unitario. Esta llamada “crisis de identidad” es parte de un proceso más amplio de cambio que está dislocando los procesos y estructuras centrales de las sociedades modernas y minando las bases que otorgaban a los individuos un anclaje estable en el mundo social.

El objetivo de este capítulo es explorar algunas de estas cuestiones del problema de la identidad cultural en lamodernidad tardía y afirmar si existe o no una “crisis de identidad”, en qué consiste y en qué direcciones se mueve. El capítulo aborda cuestiones como: ¿Qué entendemos por una “crisis de identidad”? ¿Qué avances recientes en las sociedades modernas la han precipitado? ¿Qué forma toma? ¿Cuáles son sus consecuencias potenciales? La primera parte de este capítulo (secciones 1-2) se ocupa de cambios en losconceptos de la identidad y del sujeto. La segunda parte (secciones 3-6) desarrolla este argumento con respecto a las identidades culturales: aquellos aspectos de nuestras identidades que surgen de nuestra “pertenencia” a distintas culturas étnicas, raciales, lingüísticas, religiosas y, sobre todo, nacionales.

Muchos de los capítulos de la parte III abordan su tema principal desde variasposiciones diferentes, enmarcándolo dentro de un debate, como si tuviera lugar entre distintos protagonistas. Este capítulo trabaja de forma un tanto diferente. Está escrito desde una posición que básicamente simpatiza con la afirmación de que las identidades modernas están siendo “descentradas”; esto es, dislocadas o fragmentadas. Su objetivo es investigar esta afirmación, entender lo que conlleva,calificarla y discutir cuáles podrían ser sus consecuencias probables. A lo largo de la argumentación, este capítulo modifica la afirmación anterior, introduciendo algunas complejidades y examinando algunos rasgos contradictorios que la afirmación “descentrante”, en sus formas más simples, deja de lado.

Por consiguiente, las formulaciones que se encuentren en este capítulo son provisionales yestán abiertas a la polémica. Dentro de la comunidad sociológica, la opinión acerca de estas materias está profundamente dividida. Las tendencias son demasiado recientes y ambiguas y el mismo concepto con el que estamos trabajando —la identidad— resulta muy complejo, subdesarrollado y muy poco entendido dentro de la ciencia social contemporánea como para ser puesto a prueba definitivamente. Comomuchos de los otros fenómenos examinados en este volumen, es imposible ofrecer aseveraciones concluyentes o realizar juicios seguros sobre las afirmaciones teóricas o proposiciones que están siendo propuestas. Es necesario tener esto en mente mientras se lea el resto del capítulo.

Para aquellos teóricos que creen que las identidades modernas se están quebrando, el argumento se desarrolla de lasiguiente manera. Un tipo distintivo de cambio cultural está transformando las sociedades modernas a fines del siglo XX. Esto está fragmentando los paisajes culturales referentes a clase, género, sexualidad, etnicidad, raza y nacionalidad que nos proporcionaban posiciones estables como individuos sociales. Estas transformaciones también están cambiando nuestras identidades personales, minando nuestrosentido de nosotros mismos como sujetos integrados. Esta pérdida de un “sentido de uno mismo” estable a veces es llamada dislocación o descentralización del sujeto. Este conjunto de desplazamientos dobles —que des-centra a los individuos tanto de su lugar en el mundo cultural y social como de sí mismos— constituye una crisis de identidad para el individuo. Como observa el crítico cultural Kobena...
tracking img