Pedro páramo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2074 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Santiago Romero Tobar Código: 840935
Universidad Nacional de Colombia
Estudios literarios
Literatura Fantástica Latinoamericana
Noviembre 24/ 2010

ECOS

Si se pronuncia la palabra “alma” en su plenitud
aérea, con la convicción de la vida imaginaria,
en el tiempo justo en que se ponen de acuerdo la
palabra y el aliento, se comprenderá que aquello
sólo adquiere su valor sonoro alextinguirse el aliento.
Para expresar la palabra alma desde el fondo de la
imaginación, el aliento debe dar su última reserva.

Bachelard

Estamos acostumbrados a pensar la muerte como un estado contrario a la vida, habitante de un espacio desconocido e impenetrable; en Pedro Páramo, ésta condición se matiza y pierde esa radical definición de no-vida para convertirse en un estado distinto. Amedida que va sucediendo la narración, el espacio y sus formas se nos presentan cada vez más confusas, encontramos que el libro es el diálogo entre los muertos (ya sea entre ellos o consigo mismos), un acto imposible por definición y que extravía, por tanto, las fronteras entre la vida y la ausencia de ella. Comala, espacio geográfico central de la novela, es entonces un híbrido, el lugar en queconfluyen la muerte en la misma esfera de la vida, unas veces desolado e infernal y otras primoroso y paradisíaco, allí donde las formas son imprecisas: “en la reverberación del sol, la llanura parecía una laguna transparente, deshecha en vapores por donde se translucía un horizonte gris. Y más allá, una línea de montañas. Y todavía más allá, la más remota lejanía” (Rulfo. II, 9). Los personajes, alo largo de la novela habitan estas dos realidades al mismo tiempo, son muertos que al relatar sus recuerdos los re-viven.

Aunque en la novela se maneje el tiempo bajo su concepción cíclica, es posible reconocer un pasado vivo y glorioso de Comala y su posterior destrucción, ocasionada por el desamor de Pedro Páramo; sin embargo la narración se sitúa desde un principio en un tiempoindeterminable en el que Comala ya tiene historia y está siendo contada. El orden de la novela está enmarcado entonces por el recuerdo, su ritmo funciona bajo los mecanismos de la memoria, es decir, no se relata desde la línea cronológica sino respetando los saltos de un recuerdo a otro. Sin embargo, estos no brotan de una realidad material, sino que nacen y se articulan desde la muerte a partir de voces sinrostro que se identifican por su discurso, y que hacen un recorrido a través del tiempo bajo la presencia de sonidos y silencios. Cuando la vida aún rondaba en el pueblo, se hallaba en constante diálogo con la muerte: “-Dicen que por allá anda el ánima. Lo han visto tocando la ventana de fulanita” (Rulfo XVI, 39) o bien: “-¿Y a ti quién te mató, madre?” (Rulfo XIII, 34). Ahora Comala está muerta yallí los ruidos hormiguean, brincan y retumban:

Y de las paredes parecían destilar los murmullos como si se filtraran de entre las grietas y las descarapeladuras. Yo los oía. Eran voces de gente; pero no voces claras, sino secretas, como si me murmuraran algo al pasar o como si zumbaran contra mis oídos. Me aparté de las paredes y seguí por la mitad de las calles, pero lasoía igual, igual que si vinieran conmigo, detrás o delante de mí. (Rulfo, XXXVII, 75)

Se imprime movimiento a los cuerpos abandonados; aunque al mismo tiempo nacen los silencios como la confirmación del vacío, de la mentira de vida aparente que esconden los murmullos. Se oyen “caer mis pisadas sobre las piedras redondas con que estaban empedradas las calles. Mis pisadas huecas, repitiendo susonido en el eco de las paredes teñidas por el sol del atardecer (Rulfo, III, 12), dice Juan Preciado, dibujando una atmósfera deshabitada, “allá donde terminan las fronteras los caminos se borran. Donde empieza el silencio” (Paz. “Libertad bajo palabra”. 24 poetas latinoamericanos, Pág. 153). Pero de repente éste estancamiento se rompe por el ruido, por esos ecos atrapados y murmullos que...
tracking img