Plan ortega

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4624 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Plan Ortega


Asignatura: Teoría de la Educación

Curso: 1º Educación Social

En el genio pedagógico hay también algo originario… El fenómeno de tales almas es tan poco intencionado y aprensible como el alma de un poeta.
Dilthey[1]

Sobre lasediciones de la obra.

El 9 de octubre de 1930, a escasos meses de ser proclamada la Segunda República Española, Ortega fue invitado por la Federación Universitaria Escolar de Madrid[2] a impartir una conferencia sobre asuntos de reforma universitaria. Poco después decidió desarrollar las notas que había llevado al púlpito del Paraninfo y publicarlas, inicialmente, en el diario El Sol los días 12, 17,19, 24 Y 26 de octubre. Sería luego editado en 1936 (Madrid, Revista de Occidente), en 1940 como parte del El libro de las Misiones, publicado en Buenos Aires (Espasa-Calpe Argentina) y, desaparecido ya Ortega, al cuidado de Paulino Garagorri, con el título por el que finalmente había optado el autor (Misión de la Universidad, Madrid, Revista de Occidente en Alianza Editorial, 1982). El textoincluído en El libro de las misiones no era, sin embargo, completo. Faltaban en él tanto la dedicatoria a la FUE de Madrid como el primer capítulo “Temple para la Reforma”, que sí figuraba en la edición de Misión en la Universidad de 1936 y en la correspondiente a las dos primeras ediciones de Obras de José Ortega y Gasset (1932 y 1936). La exclusión de estos textos tuvo, en cambio, nuevamente lugaren la tercera edición de Obras de Ortega (1943) y, después, en la de las Obras Completas. Con muy razonable criterio Paulino Garagorri optó por incluirlos en su edición de 1982. En las citas usadas para esta recensión, la referencia al número de página está tomada de la edición crítica de Jacobo Muñoz (Biblioteca Nueva, 2007), que tiene como base el texto de la edición Obras Completas de 1982.Introdución.

Para Ortega y Gasset el conocimiento de los propios límites es una tarea inexcusable para el buen desarrollo vital del ser humano:

(…) no me he dirigido jamás a la humanidad. Esta costumbre de hablar a la humanidad, que es la forma más sublime y, por lo tanto, más despreciable de la demagogia, fue adoptada hacia 1750 por intelectuales descarriados, ignorantes de suspropios limites, y que siendo, por su oficio, los hombres del decir, del logos, han usado de él sin respeto ni precauciones, sin darse cuenta de que la palabra es un sacramento de muy delicada administración[3].

Por lo tanto declaraba: “Como casi todo lo que he escrito, fueran estas páginas para unos cuantos españoles que el destino me había puesto delante”[4]. Ponía constantemente enconsideración la situación del momento, a la vez que destacaba el discurrir incesante de las contingencias a través del tiempo. Teniendo esto en cuenta resulta paradójico que uno de los pensadores que más ha acentuado este carácter circunstancial y cambiante de la vida sea el artífice de un pensamiento y una obra que parecen no erosionarse con el tiempo. Como bien dice una nota preliminar del editor, PaulinoGaragorri, “la sensibilidad y la perspicacia de Ortega le llevaron una y otra vez a abordar problemas cuya gravedad e importancia se han manifestado de modo creciente y ya inequívoco en el tiempo posterior.”

¿Qué parte de la obra de Ortega y Gasset podría decirse que no es digna de ser leída hoy día? No dejará de ser esclarecedor examinar nuestra más inmediata actualidad educativa a la luz delos textos de este autor, considerado uno de los más influyentes pensadores españoles de todos los tiempos. Nos vendría bien, por ejemplo, hacer una comparación de la reforma universitaria planteada por él y la que ofrece el controvertido Plan Bolonia. Esto seguramente nos ayudaría a entender como ha llegado la Universidad española a ser lo que es hoy, y en qué podríamos convertirla para bien...
tracking img