Platón y aristóteles en la escuela de atenas de rafael

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (985 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
En este trabajo quisiera hacer una breve reflexión filosófica a raíz del cuadro que se nos presentó en la clase: la escuela de Atenas, pintado por Rafael. Únicamente quisiera concentrarme en los dosfilósofos que aparecen justo al centro de la obra: Platón y Aristóteles, pues me permite perfectamente exponer el modo en que cada uno concebía el conocimiento, es decir, cómo es posible en el hombreel conocer. Obviamente es un tema en el que podría uno alargarse demasiado. Lo único que pretendo es exponer en líneas generales lo que pensaba cada uno de esto s filósofos en relación al tema delconocimiento.
Antes de comenzar mi reflexión, me gustaría recalcar, como dice Aristóteles al inicio de su Metafísica, que todos los hombres tienden por naturaleza al saber. Es decir, todos y cada unode nosotros queremos saber el por qué y la razón de todas las cosas y acontecimientos que nos rodean. Esto lo digo, porque me gustaría que el hombre quitara de su mente el sofisma de que ser filósofoes una profesión que pertenece a unos cuantos. Aristóteles afirma que todos los hombres son filósofos por naturaleza, por el hecho de que todos quieren conocer las causas primeras y últimas de lascosas e, incluso, de uno mismo.
¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? ¿Qué es la verdad? ¿El hombre puede conocer la verdad? Al plantearnos de modo natural estas preguntas comenzamos a filosofar, porque lafilosofía no es otra cosa que el conocimiento de todas las cosas por sus causas últimas. El hombre sapiens es aquel que conoce el porqué de las cosas, su razón de ser. Obviamente, dada nuestrainteligencia limitada por nuestra corporeidad, no podremos conocer todo en su máxima profundidad, pero al menos nuestro conocimiento por la verdad será más profundo. Somos espíritus encarnados, pero másespíritus que cuerpos, porque podemos realizar acciones (pensar, abstraer, amar, etc…) que son propias de los espíritus puros, sin corporeidad. Rechazar el uso de nuestra racionalidad, es negarse al...
tracking img