Platon fedon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 116 (28769 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FEDÓN
O ACERCA DEL ALMA

Platón
Edición Electrónica de www.philosophia.cl / Escuela de Filosofía Universidad ARCIS.

www.philosophia.cl / Escuela de Filosofía Universidad ARCIS FEDÓN O ACERCA DEL ALMA Equécrates 1 y Fedón SÓCRATES.—A POLODORO.—CEBES.—SIMMIAS.—CRITÓN.—FEDÓN.—JANTIPA.—EL SERVIDOR DE LOS ONCE EQUÉCRATES .—Fedón, ¿estuviste tú mismo cerca de Sócrates el día que bebió la cicutaen la prisión, o sólo sabes de oídas lo que pasó? mismo estaba allí, FEDÓN.—Yo Equécrates. EQUÉCRATES —¿Qué dijo en sus últimos momentos y de qué manera murió? Te oiré con gusto, porque no tenemos a nadie que de Flionte vaya a Atenas; ni tampoco ha venido de Atenas ninguno que nos diera otras noticias acerca de este suceso, que la de que Sócrates había muerto después de haber bebido la cicuta.Nada más sabemos. FEDÓN—¿No habéis sabido nada de su proceso ni de las cosas que ocurrieron? EQUÉCRATES .—Sí; lo supimos, porque no ha faltado quien nos lo refiriera; y sólo hemos extrañado el que la sentencia no hubiera sido ejecutada tan luego como recayó. ¿Cuál ha sido la causa de esto, Fedón? FEDÓN.—Una circunstancia particular. Sucedió que la víspera del juicio se había coronado la popa delbuque que los atenienses envían cada año a Delfos. EQUÉCRATES .—¿Qué buque es ése? FEDÓN.—Al decir de los atenienses, es el mismo buque en que Teseo condujo a Creta en otro tiempo a los siete jóvenes de cada sexo, que salvó,
1

salvándose a sí misma. Dícese que cuando partió el buque, los atenienses ofrecieron a Apolo que si Teseo y sus compañeros escapaban de la muerte enviarían todos los años aDelfos una expedición; y desde entonces nunca han dejado de cumplir este voto. Cuando llega la época de verificarlo, la ley ordena que la ciudad esté pura, y prohíbe ejecutar sentencia alguna de muerte antes de que el buque haya llegado a Delfos y vuelto a Atenas; y algunas veces el viaje dura mucho, como cuando los vientos son contrarios. La expedición empieza desde el momento en que el sacerdotede Apolo ha coronado la popa del buque, lo que tuvo lugar, como ya te dije, la víspera del juicio de Sócrates. He aquí por qué ha pasado tan largo intervalo entre su condena y su muerte. EQUÉCRATES —¿Y qué pasó entonces? ¿Qué dijo, qué hizo? ¿Quiénes fueron los amigos que permanecieron cerca de él? ¿Quizá los magistrados no les permitieron asistirle en sus últimos momentos, y Sócrates murióprivado de la compañía de sus amigos? FEDÓN.—No; muchos de sus amigos estaban presentes; en gran número. EQUÉCRATES.—Tómate el trabajo de referírmelo todo, hasta los más minu-

Era de Flionte, en Sición, que es el lugar del diálogo.

-2-

www.philosophia.cl / Escuela de Filosofía Universidad ARCIS ciosos pormenores, a no ser que algún negocio urgente te lo impida. FEDÓN.—Nada de eso: estoydesocupado, y voy a darte gusto; porque para mí no hay placer más grande que recordar a Sócrates, ya hablando yo mismo de él, ya escuchando a otros que de él hablen2. EQUÉCRATES.—De ese mismo modo encontrarás dispuestos a tus oyentes; y así, comienza, y procura en cuanto te sea posible no omitir nada. FEDÓN.—Verdaderamente, este espectáculo hizo sobre mí una impresión extraordinaria. Yo noexperimentaba la compasión que era natural que experimentase asistiendo a la muerte de un amigo. Por el contrario, Equécrates, al verle y escucharle, me parecía un hombre dichoso; tanta fue la firmeza y dignidad con que murió. Creía yo que no dejaba este mundo sino bajo la protección de los dioses, que le tenían reservada en el otro una felicidad tan grande, que ningún otro mortal ha gozado jamás otra igual;y así no me vi sobrecogido de esa penosa compasión que parece debía inspirarme esta escena de duelo. Tampoco sentía mi alma el placer que se mezclaba ordinariamente en nuestras pláticas sobre la filosofía; porque en aquellos momentos también fue éste el objeto de nuestra conversación; sino que en lugar de esto, yo no sé qué de extraordinario pasaba en mí; sentía como una mezcla, hasta entonces...
tracking img