Politica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 73 (18040 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 8 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
IMMANUEL WALLERSTEIN
Las nuevas rebeliones antisistémicas:
¿Un movimiento de movimientos?*  
 
(Contrahistorias)
 

Acuñé el término de “movimiento antisistémico” en la década de 1970, con el fin de tener una forma de expresión que pudiese incluir en un solo grupo a aquellos que, histórica y analíticamente, habían sido en realidad dos tipos de movimientos populares diferentes, y en muchossentidos hasta rivales, es decir aquellos movimientos que se ubicaban bajo el nombre de ‘sociales’ y por el otro lado los que se autocalificaban de ‘nacionales’. Los movimientos sociales fueron concebidos originalmente bajo la forma de partidos socialistas y de sindicatos; y ellos pelearon para fortalecer las luchas de clases dentro de cada Estado, en contra de la burguesía o de los empresarios.Los movimientos nacionales, en cambio, fueron aquellos que lucharon para la creación de un Estado nacional, ya fuese combinando unidades políticas antes separadas que eran consideradas como parte de una nación –como por ejemplo en el caso de Italia- o escindiéndose de ciertos Estados considerados imperiales y opresivos por la nacionalidad en cuestión –como el caso de algunas colonias en Asia y enÁfrica, por ejemplo.

Los dos tipos de movimientos emergieron como estructuras burocráticas importantes en la segunda mitad del siglo XIX, y se convirtieron con el tiempo en cada vez mas poderosos. Ambos tendieron a darle prioridad por encima de todo a sus respectivos objetivos mencionados, por encima de cualquier otro tipo de meta política –y, específicamente, sobre las metas de su rival nacionalo social. Y esto frecuentemente derivó en mutuas y severas denuncias. Esos dos tipos de movimientos, cooperaron políticamente muy pocas veces, y cuando lo hicieron, siempre tendían a ver dicha cooperación solo como una táctica temporal, y no como una alianza básica. Sin embargo, la historia de estos dos movimientos entre 1850 y 1970 revela toda una serie de características compartidas.  

* Lamayoría de estos movimientos, tanto los socialistas como los nacionalistas, se proclamaron reiteradamente a sí mismos como “revolucionarios”, es decir como movimientos que buscaban transformaciones fundamentales en las relaciones sociales. Es verdad que ambos tipos de movimiento tuvieron usualmente una fracción o ala, a veces ubicada en una organización separada, que abogaba por un acercamientomás gradualista hacia el objetivo central, y de esta manera se alejaba de esa retórica revolucionaria. Sin embargo, hablando en términos generales, al principio –y a menudo durante muchas décadas- aquellos grupos que detentaban el poder establecido, vieron a estos movimientos, e incluso a sus versiones menos radicales, como verdaderos desafíos a su estabilidad, e incluso a la supervivencia misma desus estructuras políticas.

 

* Una segunda característica: al principio, las dos variantes eran políticamente débiles y tuvieron que pelear una complicada batalla simplemente para lograr existir. Ellas fueron reprimidas o declaradas ilegales por sus gobiernos, sus líderes fueron arrestados y sus miembros fueron a menudo sometidos a la violencia sistemática del Estado o de ciertas fuerzasprivadas. Hasta el punto de que muchas versiones tempranas de estos movimientos fueron totalmente destruidas.

 

* En tercer lugar, en las últimas tres décadas del siglo XIX, los dos tipos de movimientos atravesaron por una serie paralela de grandes debates en torno a la estrategia a seguir, debates que oponían a aquellos cuyas perspectivas estaban centralmente “orientadas en referencia alEstado” frente a aquellos que veían al Estado como a un enemigo intrínseco, insistiendo mas bien en la necesidad de poner el acento en torno de la transformación individual. Para el movimiento social, este fue el debate entre los marxistas y los anarquistas; para el movimiento nacional, fue la oposición entre los nacionalistas políticos y los nacionalistas culturales.

 

* Lo que sucedió...
tracking img