Práctica: ¿puede un órgano administrativo inaplicar un reglamento que entiende es contrario a la constitución?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (304 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DERECHO ADMINISTRATIVO I JUAN MANUEL AGUADO RAMÓN

PRÁCTICA: ¿PUEDE UN ÓRGANO ADMINISTRATIVO INAPLICAR UN REGLAMENTO QUE ENTIENDE ES CONTRARIO A LA CONSTITUCIÓN?

Para resolver estacuestión, debemos, en primer lugar, centrarnos en el origen de los reglamentos. Estos, son emitidos por la Administración Pública y su requisito más importante es que no contravenga una normasuperior, es decir, una ley.

Puesto que la norma suprema del Ordenamiento Jurídico Español es la Constitución Española, lo que no debería hacer un órgano administrativo de ningún modo es emitirun reglamento contrario a esta norma.

Por tanto, dado que es la Administración quien tiene la potestad reglamentaria, podemos deducir que ésta tiene la capacidad de crear, modificar oderogar el reglamento a su voluntad, siempre que no sea contrario a una norma de rango superior.

Sin embargo, la cuestión planteada se centra, más que en la derogación o modificación, en lainaplicación. A mi entender, la Administración no goza de esta potestad, ya que de ser así, la Administración Pública tendría la capacidad de inaplicar a placer los reglamentos que le convinieran másen un momento dado, todo ello bajo la excusa de que atentan contra una norma constitucional. Además, esta supuesta potestad, daría lugar a una situación de inseguridad jurídica fruto de lavoluntad administrativa, cosa que de hecho sí prohíbe programáticamente la Constitución Española en el art. 9.3 al garantizar este principio, el cual ha sido considerado como uno de los principiosgenerales del derecho español.

Por todo esto, la conclusión es que, si bien la administración puede (mejor dicho debe) derogar cualquier reglamento que contravenga a la Constitución, ésta nuncatiene la capacidad de inaplicarlos, ya que para poner fin a la vigencia de un reglamento debe seguir las normas establecidas para su proceso derogatorio y no vulnerar así la seguridad jurídica.
tracking img