Principio nemo pro parte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4208 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El principio nemo pro parte es un principio romano del sistema sucesorio que establece la incompatibilidad entre la sucesión testamentaria y la intestada. Pocas explicaciones se hicieron para justificar dicho principio, aunque siempre fue aceptado por los autores del ius commune y considerado como un principio axiomático que regía de manera indubitada. Aunque pocos ordenamientos siguen adoptandoeste principio, sí que forma parte en dos derechos civiles territoriales: en el derecho civil catalán y balear.
El principio nemo pro parte según los juristas europeos de ius commune
Esta norma formulaba la imposibilidad de concurrencia respecto dos fundamentos sucesorios, el testamento y la sucesión intestada. Sin embargo no establecía dicha imposibilidad entre títulos sucesorios. Esto se debea la obligación del testamento de contener institución de heredero. Si el heredero no llegaba a adquirir dicho título, el testamento no valía y se establecía una equivalencia entre testamento y heredero efectivo.
Si bien dicho principio era de aplicación, no tenía un carácter absoluto ya que los militares sí que podían morir en parte testados y en parte intestados siempre que la diferenciafuera referente a los bienes castrenses con los bienes paganos y no dentro de la masa castrense ni dentro de los bienes paganos. Se admitía también la no concurrencia del principio en los testamentos inter liberos y pias causas.
La aceptación de dicho principio limitaba la voluntad del testador imposibilitándole la prohibición del derecho de acrecer y estableciendo el carácter forzoso delacrecimiento hereditario. Conllevaba también por un lado la imposibilidad de morir con más de un testamento válido, y por otro lado, el testamento no podía ser en parte válido y en parte inválido. Tampoco podía el heredero aceptar parcialmente la herencia o quedarse con la legítima y repudiar el resto de la herencia.
Entre estas consecuencias, podríamos destacar la principal: el acrecimiento necesario queoperaba tanto entre disjuntos (el acrecimiento tenía lugar entre los herederos llamados conjuntamente así como entre los disjuntos) como en aquella parte de la herencia que el testador no hubiera dispuesto la cual hacía acrecer a los coherederos. El fundamento de este acrecimiento necesario era evitar que el testador muriese en parte testado y en parte intestado.
Este efecto expansivo a loscoherederos se atribuía también a los herederos en cosa cierta y en usufructo. Dicha regla operaba también por el principio nemo pro parte y además por la necesidad de que existiese un heredero efectivo para la validez del testamento. Si no había otros herederos universales, el heredero en cosa cierta o en usufructo tenía la consideración de heredero. Por lo tanto la consideración de heredero universaldel heredero en cosa cierta o en usufructo dependía de la concurrencia con herederos universales. Si éste no concurría con un heredero universal había una conversión del título particular en universal. Según la doctrina mayoritaria el heredero en cosa cierta o usufructo haría también suya la herencia a pesar de que hubiera un heredero universal siempre y cuando éste no llegara efectivamente aserlo.
Pero, ¿qué pasaba si el testador establecía una prohibición al incremento hereditario? Si se acepta dicha prohibición y el testador no disponía de una parte de la herencia, se debería abrir la sucesión intestada en la parte de la herencia no dispuesta, lo que quebrantaría el mencionado principio. Para solucionar este dilema había autores que creían que la prohibición no viciaba eltestamento, sino que se tenía por no puesta. Sin embargo el heredero instituido debía restituir los bienes exceptuados en la herencia a los herederos intestados ya que la conciencia del heredero testamentario no tendría que permitirle adquirir los bienes que el testador le había prohibido adquirir. Otros autores creían que no se debía anular la prohibición, y por lo tanto debía abrirse la sucesión...
tracking img