Proceso ideológico de venezuela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1408 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Consolidación del Ideológico
Durante algunos años de mi vida, he reflexionado mucho sobre cual debe ser el papel que cada ciudadano debe ocupar, en los procesos de cambios políticos, sociales y económicos, que pudieran ocurrir en nuestro país y el mundo, esta reflexión se hizo mas profunda, cuando cae el bloque oriental.

Debo reconocer, que no creía en Chávez y su revolución, lo que me hizomuy critico de la misma en sus inicios. No entendía el termino Revolución sin los cambios que esta conlleva en la época moderna, sobre todo en relación a los Modos y Medios de Producción, y el inevitable enfrentamiento frontal contra el enemigo, ancestral de los trabajadores, claro todo esto se debió a los años de los albores y logros de la ex-Unión Soviética, el estudio sistemático de UNAIDEOLOGIA y concepciones históricas del desarrollo de las sociedades y sobre todo a la Irreverencia de la muy cercana Isla de Cuba ante el enemigo tan cerca de sus costas.
No reconocía el termino Ideología Bolivariana, obviamente mi ignorancia en desconocer que un proceso político de cambios tan nuestro podría enmarcarse en estos términos ideológicos. No puedo culpar de ello a mis maestros de primaria,a uno que recuerdo con mucho cariño Mario Venegas, ya que creo el tampoco lo supo de que se trataba la Ideología Bolivariana , incluso me atrevo a aseverar no supo distinguir al Bolívar mantuano del Bolívar Revolucionario, y de ahí que no haya podido inculcarlo a sus pequeños estudiantes, simplemente habían la oligarquía había desvirtuado el carácter e Ideario de Bolívar.

Obviamente productosde estas contradicciones internas comienzo un estudio de lo que represento el Marxismo-Leninismo en mi formación personal y profesional.
Ideología mas urgente de Venezuela
El proceso bolivariano venezolano ha sido un torbellino ideológico para el movimiento y la población. En apenas seis años han debido asimilar dos paradigmas revolucionarios: el de la Revolución Bolivariana y el del Socialismodel Siglo XXI. Podría parecer que esa marcha forzada del pensamiento político resultara de la presión del Presidente Hugo Chávez, pero sería una opinión equivocada, por subjetivista.
1. Tiempo y conciencia revolucionaria
Einstein había demostrado científicamente la relatividad del tiempo. Lenin sabía que esa verdad se extendía al campo de la praxis política. En tiempos revolucionarios, lahistoria realiza en un año tareas que normalmente haría en diez, solía decir. A esa compresión del tiempo histórico en los procesos revolucionarios o, lo que es lo mismo, la vertiginosa aceleración de sus acontecimientos, debe atribuirse el huracán ideológico venezolano que ha dejado muchas cabezas “bailando”.
Es de sentido común que muy poca gente puede “digerir” dos complejos modelos de transformaciónsocial en un lustro. Salvo una pequeña vanguardia, los cuadros medios y las mayorías tendrán dificultades de comprender adecuadamente cuáles son los potenciales y limitaciones de desarrollo de ambos modelos.
Entender adecuadamente una teoría o un paradigma revolucionario significa: a) comprender en plenitud los conceptos (el léxico) que emplea; b) asimilar la lógica interna de la teoría, esdecir, las relaciones causa-efecto o de asociación dependiente, que existen entre sus variables principales; c) entender el grado de aplicabilidad de la teoría a la realidad concreta, donde el sujeto transformador actúa; se trata del complejo campo de las mediaciones o interfases (necesarias para que la teoría se convierta en realidad), donde nace el sectarismo y revisionismo, y d) ser parte o, almenos, tener algún tipo de vínculo real con las luchas de los movimientos sociales.
Asimilar un paradigma revolucionario es, por lo tanto, una tarea de aprendizaje sumamente compleja, cuyo éxito depende de los tiempos disponibles, del nivel de conocimiento del educando, de la existencia de materiales y espacios físicos didácticos y, más que nada, de la calidad de los maestros. Cuando Hugo Chávez...
tracking img