Programacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 814 (203314 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 2 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Harry Potter
y las Reliquias de la Muerte
J.K. Rowling

Formateado e indizado: Himura Shinta, ucmneumann@hotmail.com Portadas y Fuentes: Hbk, edi_hbk@hotmail.com

ÍNDICE
Capítulo uno. El ascenso del señor oscuro Capítulo uno. El ascenso del señor oscuro Capítulo tres. La despedida de los Durlsey Capítulo cuatro. Los siete Potters Capítulo cinco. Guerrero caído Capítulo SEIS. El fantasmaen pijama Capítulo SIETE El testamento de Albus Dumbledore Capítulo OCHO La boda Capítulo NUEVE Un lugar donde esconderse Capítulo DIEZ La historia de Kreacher Capítulo ONCE El trato Capítulo DOCE La magia es poder Capítulo TRECE La comisión de registro de los nacidos Muggles Capítulo CATORCE El ladrón Capítulo QUINCE La venganza del goblin Capítulo DIECISÉIS El valle de Godric Capítulo DIECISIETEEl secreto de Batidla

Capítulo DIECIOCHO Vida y mentiras de Albus Dumbledore Capítulo DIECINUEVE La cierva plateada Capítulo VEINTE Xenophilius Lovegood Capítulo VEINTIUNO El cuento de los tres hermanos Capítulo VEINTIDÓS Las Reliquias de la Muerte Capítulo VEINTITRÉS La Mansión Malfoy Capítulo VEINTICUATRO El Fabricante de Varitas Capítulo VEINTICINCO La Cabaña protectora Capítulo VEINTISÉISGringotts Capítulo VEINTISIETE El escondrijo Final Capítulo VEINTIOCHO El espejo perdido Capítulo VEINTINUEVE La Diadema Perdida Capítulo TREINTA La destitucion de Severus Snape Capítulo TREINTA Y UNO La batalla de Howarts Capítulo TREINTA Y DOS La varita de Sauco

Capítulo Principe Capítulo otra ves Capítulo Capítulo Capítulo pués

TREINTA Y TRES El Cuento del TREINTA Y CUATRO El BosqueTREINTA Y CINCO King ´ s Kross TREINTA Y SEIS El Fallo del Plan EPILOGO Diecinueve años des-

Oh, la tormenta engendrada a la carrera,el grito agudo de la muertey el golpe que alcanza la vena,la hermita que nadie puede derribar, la culpa,la maldici ó n que ning ú n hombre puede soportar.Pero hay una cura en su casa,Y no fuera de ella, nono de ning ú n otro excepto de ellos.su binody strife. Oscantamos, dioses oscuros bajo la tierra.Ahora oid, vosotros extasiados poderes subterr á neosresponded a la llamada, enviad ayuda. Bendecid a los niños, dadles el triunfo ahora. Aeschylus, The Libation Bearer

La muerte atraviesa el mundo, como los amigos los mares; viven en otro presente, ese amor y vida que es omnipresente. En este divino cristal, miran cara a cara; y su conversación es libre,al igual que pura. Este es el consuelo de los amigos, que puede que se diga que han muerto, pero para sus amistades y para la sociedad están, en el mejor de los sentidos, siempre presentes, porque son inmortales. William Penn, More Fruits of Solitude H a rryPotter

La dedicatoria de este libro se divide en siete partes para Neil, para Jessica, para David, para Kenzie, para Di, para Anne, y parati. si te has quedado junto a Harry hasta el mismísimo FINAL

Capítulo Uno: El ascenso del señor oscuro
Los dos hombres aparecieron de la nada, a unas yardas de distancia en un sendero angosto e iluminado por la luna. Por un segundo se quedaron quietos, apuntándose con las varitas el uno al pecho del otro: luego, habiéndose reconocido, las guardaron bajo sus capas y se pusieron a caminar, ladoa lado, en la misma dirección. - ¿Alguna novedad?-preguntó el más alto de los dos. - La mejor.-respondió Snape. El sendero estaba bordeado a la izquierda por matorrales silvestres de lento crecimiento, a la derecha con un alto y pulcramente recortado seto. Las largas capas de los hom-

bres flameaban alrededor de sus tobillos mientras marchaban. - Aunque podría ser tarde, -dijo Yaxley, susrasgos fofos entraban y salían de la vista cuando las ramas de los árboles colgantes interrumpían la luz de la luna-. Fue un poco más engañoso de lo que pensaba. Pero espero que esté satisfecho. Pareces confiar en que tu recepción será buena. Snape asintió, pero no se explicó. Giraron a la derecha, a un amplio camino de acceso en el que desembocaba el sendero. El alto seto se curvaba alejándose de...
tracking img