Proyecto de vida espiritual

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3955 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Espiritualidad en el Enfermo.
La Vida Espiritual
Dios se ha revelado al hombre, lo que Él es y lo que ha hecho por cada uno de nosotros, desde la Creación del Universo hasta nuestros días. Ha manifestado su gran amor creador, redentor e iluminador, y es en esta donación de Dios donde se funda nuestra vida espiritual , vida espiritual que es esa respuesta a Alguien (Dios) que nos interpela yfunda nuestra respuesta, es decir, la fe.
La relación entre Dios y el hombre es una relación “dialogal”, constante apertura del uno al otro. Apunta J. Alfaro: “Dios habla y se revela así mismo. Dios se da así mismo como garantía de verdad y de salvación”.
El camino espiritual es el crecimiento y maduración de la vida divina en nosotros, es la realización de esta relación interpersonal entre Diosy el hombre.
Este diálogo permite el desarrollo de la semilla divina puesta en el hombre por el acto redentor de Dios. El Bautismo constituye, precisamente, el momento de la inserción en el hombre del dinamismo de la vida divina como se ha revelado en el misterio pascual. Tarea del hombre es tomar conciencia de esta realidad y favorecer el dinamismo interior.

1. Fuentes de la vida espiritualo La Palabra de Dios: constituye la raíz primordial porque genera la fe.
o La Sacramentalidad: en la Iglesia y en los sacramentos se da el encuentro con Cristo.
o El testimonio: Sobre todo de los hombres y mujeres santos que han vivido y viven fielmente su condición de hijos de Dios.
o El rostro del hermano: Como signo máximo de autenticidad, ya que el amor afectivo a Cristo se da en cadahermano.
Estas fuentes nos tienen que llevar a vivir como Jesús vivió, como nos lo dice el Apóstol Pablo: “Tengan pues los mismos sentimientos que corresponden a quienes están unidos a Cristo Jesús.” (Flp 2,5) Donde según San Pablo lo que anima al discípulo de Cristo es la urgencia interior de que si Cristo ha muerto por todos, todos hemos muerto y debemos vivir para Cristo (Cfr. 2Cor 5,14-15).2. Tres actitudes fundamentales
La vida espiritual en el hombre seguidor de Cristo debe caracterizarse por tres actitudes fundamentales, que solemos llamar virtudes teologales, las cuales están conectadas entre sí en el quehacer y experiencia de gracia del hombre: Fe, esperanza y caridad.
La tradición teológica afirma que la fe, esperanza y amor no son virtudes morales. Fe, esperanza y amor noson meramente efectos de la fuerza moral del hombre, sino más bien las fuerzas divinas que renuevan al hombre desde lo más íntimo de su ser.
Por eso, el que sean virtudes teologales en contraposición a virtudes morales, quiere decir, que su objeto formal no es la moralidad del hombre sino la vuelta del hombre a Dios; que consisten en liberar al hombre de moverse por propia preocupación moral sobresí, moviéndose por esa esperanza a la que la fe y ese Amor por el que se encuentra llamada la fe.
o Fe: Frente a Dios que habla la actitud de confianza del hombre se convierte en fe. Una fe que es creer en Dios y creer a Dios. Es en este modo que el hombre es capaz de descubrirse en el plano de la obra de Dios en la historia de su vida. Por eso, podemos definir la fe como: Una apertura vital porparte del creyente o como justa actitud creyente. La actitud que lleva a creer en el Amor como fuente de todo.
o Esperanza: La base de la confianza - fe será la esperanza en la promesa revelada por Dios, por medio de su Palabra. La fe se convierte, por tanto, en la respuesta a la búsqueda del sentido de la vida. La esperanza la podemos entender como la capacidad de fiarse, de creer y de amar. Espor tanto, la consecuencia lógica de la fe. Teniendo su fundamento en la certeza que Dios se manifiesta en la encarnación de su Hijo que se revela plenamente en la Pascua. El fiarse, base de la esperanza, implica una cierta donación de la persona como garantía de la seguridad para la otra. En el misterio pascual el hombre encuentra esta garantía en el amor oblativo del Hijo al Padre por...
tracking img