Psicoanalisis y toxicomania

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6739 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Psicología y Marginalidad Social
Lucena, María Laura
Droga: Psicoanálisis y Toxicomanía |
Eduardo Vera Ocampo
* Prefacio (por Françoise Dolto)
Hay que distinguir entre quienes consumen droga con un placer que los seduce sin entregarse a ella, o al menos no todavía, y que salvo que medien ciertos acontecimientos no se harán toxicómanos, y quienes aún antes de haberla probado, ya estáncomprometidos en un proceso psíquico y afectivo que a la menos dificultad los inducirá a huir en la dependencia de otro, sin ninguna posibilidad crítica.
A diferencia del tabaco y del alcohol, en estos casos, la dependencia es psíquica y no biológica. El drama de las drogas “duras” es que esa dependencia psíquica se multiplica debido a la dependencia biológica característica de las propiedadesquímicas de las drogas.
La diferencia entre muerte por sobredosis (suicida) y el toxicómano es que en la muerte por sobredosis sobreviene un proceso diametralmente opuesto, en cuanto al deseo que está en juego; proceso de muerte voluntaria en el que el suicida que ya no quiere vivir.
El drogado, en cambio, quiere vivir pero nada le aporta placer.
El toxicómano no es un verdadero deprimido, y sinembargo, lo que lo sostiene es ese objeto que necesita consumir, su droga, cualquiera sea su precio.
Los toxicómanos, son gente que está de duelo, traicionados por el abandono sin despedida del otro, con el que el drogado no se sabía fusionado y que se fue, llevándose su actividad potencial y no dejándole en cuando a deseo sino pulsiones pasivas, y sin esperanza de ese ego que lo alteró parasiempre.
Algo característico del toxicómano es su falta de vocabulario, por la pérdida del sentido mismo del vocabulario; el sujeto mismo está disperso, está perdido.
La primera dosis reveladora, el primer flash, despierta un goce que se lo podría tomar como un imaginario volver a vivir la sensación del feto que despliega sus pulmones al superar la prueba asfixiante de los últimos minutos de vidafetal antes de salir de la placenta.
La aspiración gozosa, después del inminente riesgo de asfixia es lo que despliega el toxicómano como renovadora vivencia de ese instante, que tal vez todo recién nacido vive como un orgasmo que lo inicia en la vida.
¿La privación del tóxico debe preceder a la cura?
Sería un procedimiento errado, pues el psicoanalista debe asistir a la persona a que se encaminefura del túnel, pero sin emitir juicios sobre su dependencia de la droga.
El toxicómano es fóbico a todo vínculo afectivo, pero intentar tratarlo de manera coercitiva es ir en dirección contraria a su salida del túnel, aún cuando en apariencia parezca curado.
En realidad, ha involucionado; tal vez su cuerpo esté físicamente mejor, pero en él, el ser humano depende de otro; cambio de droga, esoes todo, tal vez sea peor.
No es otro quien debe ocuparse de él, es él mismo quien debe encontrar una nueva verdad de ser. Para que sea eficaz su decisión de pedir ayuda médica para desintoxicarse, esta decisión debe ser la culminación de un lento trabajo de renacimiento de sí mismo, que ya no espera nada de un flash, cuya esperanza ha sido despojada de su magia.
Es imposible creer que se puedacurar a un toxicómano considerándolo desde el ángulo de “es un drogadicto”, pues es imposible que se cure, si no se lo considera un sujeto diferente a los demás.
Se lo podrá ayudar el día que él lo decida.
No se trata de crear a su alrededor un entorno seudofamiliar, como tampoco un aparato médico coercitivo asociado con enseñamiento terapéutico. Sería negar al sujeto y por consiguiente,destruir las posibilidades de una cura efectiva.
El niño necesita de su madre nutricia, pero no de una madre fusional; necesita de una madre adulta, no dependiente de los demás, sino amante del cónyuge con el cual el niño es criado en una relación triangular de amor.
Sin embargo, cuando alguien se hace toxicómano no es necesariamente la “culpa de los padres”. No, lo es, pero puede ser su obra...
tracking img