¿Que es la locura?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1295 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Es cierto, hay muchas cosas de las que empecé a hablar y te dije que seguiría.
Vos contás con la ventaja de tener las cartas y entonces podrás releerlas cuando quieras. SEGURO que encontrarás cosas inconclusas, cosas inadecuadas, cosas contradictorias y muchas cosas muy muy locas.
Sería extraño que no fuera así, porque… yo soy… inconcluso, inadecuado, contradictorio y muy muy loco. Esto dehablar de mi locura, me atrae cada vez más. La locura… ¿Qué es la locura?…
“Un loco es alguien que ha perdido todo, menos la razón”.
“La locura es el último de los mecanismos de defensa a nuestra disposición”.
Yo creo que la locura no es una manera ”enferma” de ser, pensar y percibir. La locura es una manera diferente de ser, de pensar, de percibir y -¿por qué no?- también una manera diferente de“sentir”.
¡Eso es!
¡Una manera diferente!
Durante aquellos años de mi especialización psiquiátrica, aprendí a contactarme con cientos de pacientes psicóticos (los “locos” del lenguaje popular). Hay un lugar muy especial reservado en mi memoria para algunos de aquellos pacientes.
Hoy hablándote de las maneras diferentes, recuerdo a don Marcos… Siento que aquel episodio, el día en que trajeron aMarcos a la Clínica Santa Mónica para internarlo, aquel episodio que conté tantas veces, aquel episodio que mi amigo Héctor dice es la mayor expresión de sabiduría, aquel episodio, divide mi vida en un antes y un después.
Don Marcos tenía alrededor de 65 ó 70 años. Era traído por la familia con un diagnóstico de Psicosis Maníaco Depresiva (una ciclotimia como las nuestras pero más desconectada dela realidad, episodios de gran depresión alternados con eufóricos períodos de excitación, que a veces incluye alucinaciones, conductas bizarras, delirios, etc.). La esposa me alargó el certificado del médico que indicaba la internación, mientras don Marcos me miraba con una fabulosa y seductora sonrisa de abuelo de cuentos.
Yo: Bueno, don Marcos ¿pasamos al consultorio y charlamos un rato?
DonMarcos: Sí, pibe.
(Y me siguió hacia la puerta del despacho). (Nos sentamos).
Yo: Don Marcos, dígame ¿por qué le parece a Ud. que lo trajeron aquí?
Don Marcos: Mirá pibe, lo que pasa es que mi esposa y los chicos no entienden, ellos creen que estoy ”colifá”.
Yo: ¿Por qué creen eso? ¿Qué hizo usted?
Don Marcos: Resulta que un día me encontré en el mercado con Doña Zulema, la vecina de enfrente.En la cola, me contó que se le había roto la radio y que no tenía plata para arreglarla, yo me acordé que en casa había por lo menos dos radios. ¿Para qué se necesitan dos radios? ¿Se pueden escuchar dos radios a la vez? Así que le pedí a la Zulema que pasara por mi casa y le regalé la radio. ¡Me sentí fenómeno! Entonces salí a la calle y empecé a preguntarle a la gente que pasaba quién necesitabaun pullóver -porque yo tenía como cinco-, y después, regalé un traje -yo nunca lo usaba-, varias corbatas, un poco de plata, unos pares de pantuflas… y cuando le estaba por llevar el reloj pulsera a un muchachito que lo necesitaba, mi familia se enojó y no me dejó salir a la calle. Llamaron al médico, que me vino a ver y dijo que viniera para aquí.
Yo: ¿Y usted sabe qué es aquí?
Don Marcos:Sí, claro pibe, ¡qué te creés! ¿que soy boludo? Es una clínica.
Yo: Bueno, don Marcos, su médico me pide que lo internemos por unos días, para estudiar si le está pasando algo. ¿Qué le parece la idea?
Don Marcos: Decime, ¿se puede jugar al truco?
Yo: Sí, don Marcos, solemos hacer torneos todas las semanas.
Don Marcos: ¿Y al Mus?
Yo: Eso no sé, porque yo no juego.
Don Marcos: Bueno, me quedo.Así por lo menos te enseño a jugar al mus.
Yo: Bien, ¿entonces salimos a despedir a su familia?
Don Marcos: “Un kilo”.
(Salimos, yo como antes, llevado por él del hombro, mientras don Marcos empezaba a explicarme el juego del mus).
Yo: Bueno, don Marcos, despídase de su familia.
(y de repente, como si el mundo se hubiera cambiado de blanco a negro, la cara de don Marcos se transformó,...
tracking img