Quien dice verdad,eraclio zepeda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (909 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Quien dice verdad
Eraclio Zepeda

-Quien dice la verda tiene la boca fresca como si masticara hojitas de hierbabuena,y tiene los dientes limpios,blancos,porque no hay lodo en su corazon-decia elviejo tata Juan.
Sebastian Perez Tul nunca dijo palabra que no encerrara verdad.Lo que hablaba era lo cierto y asi habia sucedido algun dia en algun lugar.
-Los que tienen valor pueden ver de noche yllegar con la frente erguida.Quien es valiente conserva las manos limpias:sabe recoger su gusto y su pena.Sabe aceptar el castigo.Quien es miedoso huye de su huella y sufre y grita y la luna no puedelimpiarle los ojos.Quien no acepta su falta no tiene paz y parece que todas las piedras le sangraran el paso porque no hay sabor en su curpo ni paz en su corazon-decia el viejo tata Juan.
SebastianPerez Tul nunca evadio el castigo que limpia la falta.Nunca corrio caminos para engañar a la verdad.Nunca temblo ante las penas y vivia paz en su corazon.
--Quien no recuerdavive en el fondo de unpozo y sus acciones pasadas se ponen agrias porque no sienten al viento ni al sol.Los que olvidan no pueden reir y el llanto vive en sus ojos porque no pueden recordar la luz-decia el viejo tata Juan.Sebastian Perez Tul nunca vivia con sus recuerdos y estos caminaban a su lado y en su compañia saltaban la alegria y tambien se ponian a sufrir y lamentarse .
Sebastian Perez Tul no olvido nunca loque sus manos acariciaron o sus pies se destruyeron.
--Aquel que hiere debe ser herido y aquel que cura debe ser curado y el que es es matador debe ser matado y el que perdona debe ser olvidado ensus faltas.Pero aquel que hace daño y huye no tiene amor en su espalda y hay espinas en sus parpados y el sueño le causa dolor y ya no puede volver a cantar---decia el viejo tata Juan.
Sebastian PerezTul estaba deacuerdo con todo y no dudo que ahora el debia cumplir.
(...)
Sebastian Perez Tul estaba sentado en la entrada de su jacal con los codos apoyados sobre sus gruesas y macillaz rodillas...
tracking img