Rapsodia iv

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (263 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Telémaco y Pisístrato llegan al valle profundo donde se yergue la vasta Lacedemonia, y se dirigen hacia la mansión del ilustre Menelao. Leencuentran ofreciendo un festín en su palacio a numerosos amigos con ocasión de la boda de su hijo y la de su hija irreprochable. Así, en estasuntuosa morada, los vecinos y los amigos del ilustre Menelao se entregan a la alegría de los festines; junto a ellos un cantor divino cantabaacompañándose con la lira; y dos hábiles saltadores, mientras él marcaba el ritmo, evolucionaban en medio de la asamblea. Luego de bañarse, ycomer, Menelao cuenta todos sus males, y habla muy bien de Ulises, y como había dejado a su hijo y a su esposa, ahí es cuando Telémaco llora, yMenelao reconoce su cara, y se lo cuenta a su esposa.
Luego de seguir contando sobre Ulises, todos en la casa lloran, Telémaco, Menelao, suesposa, y el hijo del domador Néstor no se puede contener, y luego el dice que no hay que llorar ahora sino en el aurora, y lo único quepueden hacer es cortarse el cabello y derramar lagrimas; también dice que el también perdió a su hermano y q el no era el menos valiente de losgriegos. Menelao alaba su prudencia y sabiduría, y dice que ahora coman y después en el aurora el y Telémaco tendrían una conversación. Elena, laesposa de Menelao, contó como fue que conoció a Ulises, y que luego de bañarlo le contó todos los planes griegos, y dice que fue un gran hombre.
tracking img