Razon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (585 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los tres niveles de nuestro cerebro

Estos tres cerebros de los que habla Mac Lean son el cerebro reptiliano, que compartimos con los lagartos, el cerebro límbico, que nos asemeja al resto de losreptiles y a los mamíferos, y el cerebro cortical, que ya se desarrolla en algunos mamíferos pero que alcanza su máximo exponente en el ser humano.

Estos tres niveles son fácilmente apreciablesincluso en el desarrollo del cerebro humano cuando este es todavía un feto. Primero se desarrolla ese primer cerebro básico común a los reptiles, luego uno más desarrollado y por último, a partir de loscinco meses, el cerebro humano experimenta su máximo desarrollo diferenciándose al fin del resto de los animales .

La existencia de estos tres niveles ha sido vista por algunos como verdaderosvestigios de la evolución humana a lo largo de los siglos, puesto que parece que han ido superponiéndose uno sobre otro.

Estos tres cerebros se encuentran en permanente comunicación entre ellos, peroconservan sin embargo una cierta independencia y controlando además cada uno algunos rasgos específicos.

El cerebro más primitivo, el reptiliano, es también el que nos conecta con el hombreprimitivo. Es un cerebro que nos entronca con nuestras raíces, con las tradiciones, con los rituales, con nuestro atávico miedo al cambio, a lo novedoso.

Este cerebro se encarga de automatizar todasnuestras respuestas, de la repetición , de la rutina, pero también de marcar nuestro territorio, de defendernos ante cualquier agresión externa.
Nuestros prejuicios tienen su origen en ese cerebroprimitivo.
Sobre ese primer cerebro la evolución ha ido construyendo un segundo nivel, un segundo cerebro, el denominado límbico.
Si el primer nivel apareció hace 200 millones de años, esta segundacapa lo hizo, tan sólo, hace 60 millones de años.
El cerebro límbico controla todo lo relacionado con nuestros afectos, con nuestra visceralidad, con nuestras motivaciones.
El cerebro límbico nos...
tracking img