Rebelion de roldan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2443 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Rebelión de Roldán. Incómodos con el régimen de factorías, con la manera en que Colón y sus hermanos gobernaban, con la precariedad de la vida en La Española y el impedimento de regresar a España, varios grupos de españoles trataron de levantarse en armas contra la administración de la incipiente colonia. Un primer intento de insurrección ya en 1494, dirigido por Bernal Díaz de Pisa, pudo sersofocado por Colón. Pero un segundo tuvo éxito.
Francisco Roldán, Alcalde Mayor de La Isabela y antiguo criado del Almirante, inició su rebelión, consiguiendo el apoyo creciente de los colonos, pues reivindicaba el derecho a buscar oro en provecho personal, a disfrutar del trabajo de los indios, a tomar aborígenes por esposas, así como la libertad para retornar a España. Exigía también la abolicióndel tributo a que estaban obligados los aborígenes.
En 1498, todas las poblaciones y fortalezas españolas ubicadas en La Española, salvo las poblaciones de La Vega y La Isabela, se habían unido a Roldán. a Cristóbal Colón no le quedó más remedio que ceder, firmando en 1499 las Capitulaciones de Azua. Por medio de éstas se nombraba a Francisco Roldán como Alcalde Mayor a perpetuidad de la ciudadde Santo Domingo (que ya había sido fundada), se otorgaba amnistía a todos los rebeldes, se les concedía el derecho de retornar a España cuando lo quisiesen, de unirse con las taínas y de utilizar la mano de obra aborigen en la búsqueda de oro para provecho personal. También se les concedió el pago de los salarios atrasados aunque no hubiesen trabajado en los últimos dos años, y se les entregarontierras para que hicieran que sus esclavos taínos las trabajaran. Este fue el origen del sistema de encomiendas.

A las rebeliones de Bernal Diaz de Pisa y de Pedro de Margarit hay que sumar una nueva, y tan sólo en 5 años de gobierno de los Colón. Esta vez fue una persona de confianza del almirante, Don Francisco de Roldán, natural de Torredonjimeno. Trabajó en su servicio doméstico durantemuchos años, y poco a poco gracias a su astucia y dedicación fue ocupando distintos cargos, siempre bajo el paraguas protector del almirante, hasta llegar al tercer cargo más importante entre los españoles de la isla: alcalde mayor de la Española.
La situación en la ciudad era desastrosa, llevaban más de un año sin recibir víveres y no había noticias del almirante ni de ningún barco español. Tras eldisgustado regreso de Boyl y Margarit se pensó que las acusaciones de éstos contra Colón habrían provocado su condena y su más que probable ejecución. Con más razón pensando en las pesquisas que hizo el juez Juan de Aguado en las que el almirante no quedaba muy bien parado.
En la isla estaban al frente el adelantado Bartolomé Colón como gobernador y Francisco Roldán como alcalde mayor de laEspañola. La forma de llevar las cosas y la dureza con que trataba a los españoles levantó muchas protestas y desencantos. Ante este estado de cosas Roldán comenzó a recabar la opinión de distintas personas de su confianza con la idea de salir de la isla lo antes posible o por lo menos de emprender medidas que mejorasen la situación, siendo una de las primeras la de retirar del poder a los Colón.
Eldetonante de la rebelión fue la solicitud de Roldán de reflotar una carabela que habían sacado del mar los Colón en la Isabela, probablemente como medida de precaución para que no fuera tomada por los rebeldes, y así volver a Castilla. Diego Colón denegó la petición argumentando que el buque no tenía cuerdas ni el equipo necesario para el viaje. Lo curioso es que dicho barco acababa de regresar deXaragua de recoger el tributo (algodón y cazabe)  de Behechio y de transportar estas mercancias hasta la Isabela.  Esta situación de encierro y de no poder salir de la isla les convenció definitivamente de que había que hacer algo. Diego Colón se los quiso quitar de encima enviándoles a la Vega para exigir un tributo a unos indios que se negaban a pagarlo. Para Roldán ésta fue la excusa perfecta...
tracking img