Recuerdas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1444 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
"La paz es la victoria"
Por: William Ospina
El expresidente Uribe ha reaccionado con alarma, como si denunciara un delito, ante la posibilidad de que el gobierno Santos esté sosteniendo diálogos discretos con la guerrilla en un país extranjero.
No sabemos si lleva piedras ese río que suena, pero hay que recordarle que esa no sería una mala noticia ni siquiera para él, pues como colombianotendría que alegrarse de que la guerra algún día se termine, y sería una excelente noticia para los colombianos, sobre todo para los jóvenes pobres de Colombia, que son quienes ponen los muertos.
No se entiende por qué no podría el Gobierno sostener diálogos de paz, si precisamente la búsqueda de la paz es su deber prioritario y su mandato evidente, y si el expresidente, como lo han recordado muchosesta semana, no se privó cuando el tiempo era suyo de intentar esos diálogos, cumpliendo su deber constitucional.
Estamos en vísperas de cumplir cincuenta años de conflicto, y lo primero que hizo Santos, apartándose de la interpretación particular de su predecesor, fue aceptar que se trata de un conflicto armado interno, aclarando que es por eso que se invoca el respeto al Derecho InternacionalHumanitario.
¿Qué significan cincuenta años de conflicto? Sólo a algún desalmado traficante de armas o a quien se lucre de algún modo con la guerra pueden serles indiferentes las víctimas, y ya son demasiados los jóvenes muertos en esta guerra fratricida. Muertos de todos los bandos: soldados, guerrilleros y paramilitares, sin contar los no combatientes que caen año tras año víctimas de esaguerra, del secuestro de los guerrilleros y de sus atentados y asaltos, de las masacres de los paramilitares, de las ejecuciones de civiles que aquí suelen llamarse “falsos positivos”, y de la guerra sucia contra la oposición en que a veces colaboran oficiales y funcionarios, lo mismo que del fuego cruzado de todas esas fuerzas en pugna.
Pero además de ese sacrificio que dejamos en los campos demuerte, cada año la guerra le cuesta a Colombia una parte considerable de su presupuesto. Al parecer los gastos directos del conflicto, porque los indirectos los pagamos también en dolor, angustia y desesperación, ascienden cada año a 26 billones de pesos.
Colombia no tiene conflictos externos, sólo tiene que proteger sus fronteras de guerrillas y narcotraficantes; y quienes niegan la guerra lo que síno pueden negar es el presupuesto que el país invierte cada año en la guerra, un presupuesto que, con el concurso imprescindible de las fuerzas armadas, sería necesario dedicar a fines más constructivos.
Ahora bien, si se ha negociado con los paramilitares y se ha desmovilizado buena parte de sus fuerzas, ¿por qué oponerse con tanta vehemencia al diálogo con la guerrilla? Tal vez ésta parece máspeligrosa y dañina para la sociedad, porque a lo mejor no está interesada en una mera desmovilización sino que plantea exigencias políticas que los paramilitares no tienen; quizás pretendan exigir una reforma agraria, posiblemente aspiren a tener una presencia en el mapa político nacional.
Como lo enseñan todas las negociaciones de conflictos armados en el mundo, no podemos aspirar a que la pazno cueste nada, pero nadie estaría dispuesto a aceptar que nos cueste todo. Los jefes guerrilleros pueden fantasear con imponer condiciones como si estuvieran ganando la guerra: pero el diálogo los obligará a comprender que si de un lado están, exageremos, diez mil guerrilleros, del otro estamos 45 millones de personas comprometidas con el debate pacífico, incorporadas cultural, política y a veceseconómicamente a un modelo de sociedad democrática que muchos querríamos mejorar pero al que nadie quiere renunciar. Y es evidente que la guerrilla no tiene un modelo alternativo ni estaría en condiciones de imponerlo.
Tendrán que aceptar con realismo unas condiciones dignas de desmovilización y de reincorporación a la vida civil, que justifiquen para ellos haber librado una lucha de cincuenta...
tracking img