Relaciones iglesia-estado en el méxico contemporáneo: la guerra de los cristeros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3368 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Relaciones Iglesia-Estado en el México contemporáneo: La Guerra de los Cristeros

Antecedentes
La Iglesia católica, traída por los españoles, fue fundamental en la conquista de México, sirviendo de justificación a la apropiación de los recursos del país. Así pues, la evangelización fue un método muy práctico para llegar hasta el fondo de México y de su población. La consecuencia que más nosatañe es el nombramiento de la religión católica como religión oficial del los Estados Unidos Mexicanos después de su independencia de España y las relaciones que mantendrá con el nuevo y recién creado estado mexicano. La política ilustrada de los Borbones y su programa de reforma de la Iglesia fue importante durante la gestación del movimiento independentista, pues los sacerdotes ejercieron unaimportante influencia ideológica sobre la población gracias al sentimiento de veneración que ésta tenía por ellos. Cabe señalar que en muchos casos eran los sacerdotes quienes dirigían a los insurgentes. Así pues, se llevó a cabo una política religiosa de debilitamiento de la Iglesia respecto al Estado, para supuestamente reforzar el sistema colonial. Sin embargo, sucedió al contrario. Esta políticadebilitó fuertemente dicho sistema ya que las medidas tomadas por la metrópolis en cuestión eclesiástica generaron un fuerte descontento entre la población. Por lo tanto, podríamos decir que esta política religiosa contribuyó a la independencia, ya que “provocó el desafecto de aquellos a quienes se considera siempre como privados de conciencia política [...]: el bajo clero y las masas populares”(Meyer, 1994; 11). Después de la Independencia, la Iglesia desempeñó un papel importante en la consolidación del nuevo Estado-nación, ya que realizó muchas de las actividades que el Estado debía haber emprendido. La cuestión es que era la Iglesia la que contaba con la infraestructura necesaria para ello, como hospitales, centros de beneficencia y de enseñanza, capital y extensas propiedades. Losliberales de la época fueron conscientes del poder de esta institución y quisieron mantenerla activa para apoyarse en ella. La Reforma fue un período en el que la Iglesia como institución se vio fuertemente atacada, pues se trata de un combate contra ella. Tras la guerra contra Estados Unidos (1846-1848), México pasaba por un momento desastroso y surgió en esos momentos la antigua idea de que elprotestantismo es superior al catolicismo, pues

1

el primero representa el progreso y la tolerancia. Esta idea la corroboraban con el vencedor norteamericano protestante y el vencido mexicano católico. De esta manera se fue generando un fuerte sentimiento anticlerical en el gobierno, lo que llevó a la toma de medidas que reducirían el poder de la Iglesia. Tan importante fue la ruptura quesupuso la Reforma entre Iglesia y Estado que se ha llegado a decir que “la Reforma fue el segundo traumatismo para el mexicano, después de la violación por Cortés, es la ruptura con la madre España, con la madre Iglesia” (Meyer, 1994; 27). La Iglesia era una institución fuerte y estable, que conservaba la unidad, sus prácticas y sus principios, por lo que fue muy grande la tentación de controlarla,tanto para conservadores como para liberales. El gobierno pretendía que la organización de la Iglesia fuese pública, además de hacer de las cuestiones religiosas cuestiones políticas. Por lo tanto, los reformadores pretendían dar leyes de organización a la Iglesia y que ésta funcionara conforme al nuevo régimen. La nueva generación de liberales que llegó tras Santa Anna se dedicó a fijar el lugar dela Iglesia destruyendo su poder político y económico. Esto culminó con la Constitución de 1857, pues el artículo 3 eliminaba a la Iglesia de la enseñanza, el artículo 13 o Ley Juárez de 1855 ponía fin a los privilegios y a los tribunales especiales, y el artículo 27 o Ley Lerdo de 1856 prohibía a las comunidades religiosas poseer o administrar todo tipo de bienes que no sirvieran directamente...
tracking img