Relatos de psicodrama

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2297 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Relatos de Psicodrama: un lugar para la mentalización
Leopoldo Caravedo Molinari

Mucho tiempo antes que pudiese entrar en contacto con el pensar y el hacer psicoanalítico, entré en contacto con la locura. Pude ver cómo el sufrimiento humano está impregnado de fijezas. En las variedades del sufrir y en sus diversas tonalidades, las fijezas se mostraban como constantes. Fijados en un tiempo,aposentándose en espacios mentales inamovibles, enarbolando verdades absolutas, construyendo territorios de exclusión en nombre de todos.
En algún lugar y en algún momento, pude entender que lo más constante que tenemos los seres humanos es paradójicamente el cambio. Eso me llevó desde muy temprano en mi formación profesional a participar en propuestas teóricas y vías técnicas que pudiesenofrecer alternativas, a las tendencias de un pensamiento excluyente, contraponiéndole propuestas que nos puedan encaminar a una reflexión integradora.
Para mí el Psicoanálisis ha sido y es una de esas vías, y junto a ella, al igual que lo intentaron Levobici ( ) y muchos otro psicoanalistas, el Psicodrama ( ).
En nuestro medio, la palabra Psicodrama suscita algunas resistencias, entre las másconcretas, el imaginar que una sesión bajo esta modalidad supone desgarramiento y procesos de exaltación catártica, otras formas son que el fin de ésta es la acción teatral, en busca de una estética, o que la acción dramática se opone a la palabra.
En este breve espacio me propongo intentar compartir la forma con que venimos trabajando desde hace aproximadamente ocho años en el Centro de PsicoterapiaPsicoanalítica de Lima.
Breve historia de la convocatoria:
Hace algunos años, intenté en el CPPL, organizar grupos de psicoterapia con la modalidad verbal, como los hubieran hecho Bion ( ) o Foulkes ( ), por mencionar a los más conocidos entre nosotros. Luego de las entrevistas precias y los “compromisos” asumidos aparentemente por los entrevistados, me encontré en varios intentos alinicios, solo en la sala. Fue entonces que decidí hacer un encuadre abierto, pues me interesaba trabajar psicodramáticamente, y me propuse trabajar con cuantos vinieran. Si asistía uno, sería con él, y si eran más, con los que asistieran. De esta forma, el espacio se ha convertido más bien en “Psicoterapia en el grupo” con medios psicodramáticos.
A lo largo de este proceso, ha ocurrido que pormeses y épocas, un grupo se consolida y suelen ser el portador de una historia compartida, a la que se incorporan otras singularidades.
Algunas de las preguntas que me suelen hacer los que muestran cierta curiosidad por lo que hago, es ¿cómo se dramatiza? Y ¿qué se dramatiza?
Como señalé líneas arriba, la representación dramática no es un fin. Hay sesiones en donde no se dramatiza en absoluto. Enéstas, las fantasías narradas y compartidas tienen tal fuerza representacional, que cualquiera de los asistentes se siente participando en una invitación de apreciar escenas virtuales. Las identificaciones van transitando al interior de las subjetividades.
“Esta mesa me ha hecho recordar que a mi abuela la velaron en la mesa del comedor… yo soy de la sierra y esta es una tradición”. “Yo tambiénsoy de la sierra, e igual a mi hermana la velaron en la mesa del comedor”. “Yo también recuerdo que a mi mamá la velaron en la mesa del comedor, yo también soy de la sierra”.
Los espacios físicos, invitan a los recuerdos, a las historias: “A mí, en cambio, me hace acordar lo mal que me sentía a la hora que teníamos que almorzar todos los hermanos juntos. Yo he tenido períodos de anorexia y loque hacía en esos momentos era pasarle la comida a mi hermana. Mi mamá ni cuenta se daba”. “Yo también he tenido anorexia”… etc.
El espacio de la vida y de la muerte se encarnan y se ……….
Cada sesión se inicia hablando, se les invita a hablar. En el hablar, permitimos que fluyan libremente los fantasmas a la espera que en algún momento se articulen con las historias singulares.
En otras...
tracking img