Reseña del amor y otros demonios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2328 palabras )
  • Descarga(s) : 17
  • Publicado : 28 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
L Reseña de la novela Del amor y otros demonios, de Gabriel García Márquez
BITÁCORA : una cordial invitación al weblog de FILOPOL
________________________________________

Autor de la reseña Eliseo Rabadán Fernández

El libro de García Márquez ,fechado por su autor en 1994 en una ciudad del Mar Caribe, en Cartagena de Indias, Colombia, me produjo una reacción de interés que puedodefinir como inusitado en una novela , leída desde la filosofía .
Me interesa resaltar el modo en que el gran escritor colombiano maneja el mestizaje y sobre todo, el sincretismo religioso en Iberoamérica .
En la primera página , una cita del escritor recuerda que la leyenda que su abuela contaba está , digamos, avalada por el argumento de autoridad. Nada menos que el Doctor Angélico essolemnemente mencionado por García Márquez :


Parece que los cabellos han de resucitar mucho menos que las otras partes del cuerpo.
Tomás de Aquino. De la integridad de los cuerpos resucitados . (Cuestión 80, cap. 5)


El marqués de Casalduero, español terrateniente en Indias, tuvo una hija no deseada con unamestiza brava de la llamada aristocracia de mostrador; seductora,rapaz,parrandera, y con una avidez de vientre para saciar un cuartel. La niña ,mordida por un perro con rabia, fue criada por Dominga de Adviento, una negra de ley que gobernó la casa con puño de fierro . Una niña que creció por lo tanto junto a una negra que se había hecho católica sin renunciar a su fe yoruba, y practicaba ambas a la vez sin orden y concierto . Su alma estaba en paz ,decía, porque lo que lefaltaba en una lo encontraba en la otra.
La niña Sierva María de Todos los Ángeles era tratada con cariño por los peones negros y sus familias y le colgaron collares de santería sobre el escapulario del bautismo.
Cuando el marqués se dio cuenta de que la niña- que tenía doce años - había sido mordida por un perro con rabia , decidió llevarla con un médico judío portugués , que había sidoexpulsado de España .Podemos ver en este personaje el modo de entender la sociedad y la vida que en la filosofía europea está representado por Espinosa. En la primera intervención del médico Abrenuncio ,introduce García Márquez esta idea : No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad.
Antes de continuar con el desarrollo de los hechos recordemos cómo la felicidad, para la marquesa mestiza ,parecía radicar en el demonio del sexo, el semental humano, nombrado por el escritor colombiano con el apodo maldito : Judas Iscariote
En el capítulo segundo se describe cómo viven los españoles , la familia del marqués : Iban a la misa mayor, más a mostrarse que a cumplir.
Cuando un rayo mata a doña Olalla y al hijo del marqués : La ciudad sobrecogida interpretó la tragedia como una deflagraciónde la ira divina por una culpa inconfesable.
Y ante tantas calamidades, el marqués cayó en la desgracia : Antes de terminar el novenario había hecho donación a la iglesia de los bienes materiales que sustentaron la grandeza del mayorazgo : una hacienda de ganado(...)(...)
Todo esto sucedía, según relata García Márquez, en un suburbio del mundo intimidado por el Santo Oficio.
El marqués vacayendo en un tedio vital que se refleja en su escepticismo e incredulidad. Escepticismo acerca del Amor y otros demonios .Pensamos que el novelista comienza a tejer un argumento en el cual los hilos de una red dialéctica materialista van poco a poco introduciendo a los lectores en la filosofía mundana de los personajes.
Ella [ Sierva María, a su padre, el marqués ] le preguntó por esos días siera verdad, como decían las canciones, que el amor lo podía todo.
Es verdad , le contestó él ,pero harás bien en no creerlo.
Es evidente que el obispo lo llamaba para averiguar por qué razón mantenía el marqués esos encuentros con el médico judío.
El marqués le contestó, indiferente y como si su poder material le hiciera sentirse protegido : He dejado de creer.
El obispo decidió enviar un...
tracking img