Reseña sobre "para qué drogas?" de peter sloterdijk

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1042 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reseña sobre "Para qué drogas?" de Peter Sloterdijk

Antes de ser llamadas ‘drogas’, antes de ir de la mano con la adicción, en el mundo antiguo mediumiano, estas sustancias tenían una especie de status fármaco – teológico: “ elementos, actores y fuerzas del cosmos ordenado en donde los sujetos intentan integrarse con miras a su supervivencia.” (1)
Se les atribuía que en ellas sereivindicaba la concordancia entre curación y culto, pues las personas, cuando usaban estas sustancias, sentían que su cuerpo estaba dando cabida a fuerzas extrahumanas que mediante rituales podrían brindarles a las personas sanaciones tanto físicas como mentales y ayudarles hallar su subjetividad, que en la época mediumista se refería a “la disponibilidad o accesibilidad elevada para lo no siempremanifiesto y, sin embargo, más supremamente real, que acostumbra a descubrirse en estados psíquicos excepcionales.” (2)
Aunque los efectos eran similares a los de ahora, lo que diferencia a esa concepción previa de estas sustancias a la de hora en que en ese entonces no existía, para nadie, problema alguno al consumir ‘drogas’. En ese entonces el éxtasis y la embriaguez tenían un carácter ritual y a lasrealidades que se manifestaban cuando se estaba bajo el efecto de cierta sustancia, se les atribuía un carácter sacro.
Pero la concepción de la subjetividad y el carácter ritual y sagrado de las sustancias que hoy llamamos ‘drogas’, fueron cambiando a medida que el individualismo se iba propagando a nivel global y la racionalidad iba estrictamente ligada a lo tangible, lo comprobable, lomaterial. Poco a poco esta percepción de un mundo homogéneo e individualista fue asociando a estas sustancias directamente con la adicción, haciéndolos parecer un fenómeno cuyas partes no pueden ser entendidas por separado. Como si no fuera posible la adicción sin las drogas, y viceversa.
Para que dicha unión fuera posible, Sloterdijk afirma que primero tuvieron que darse tres manifestaciones notablesen la historia de la subjetividad y que todos estaban estrechamente relacionados. La primera de la que habla el autor es el enmudecimiento de los dioses.
Antiguamente se tenía la idea de que bajo los efectos de las hoy llamadas ‘drogas’, las personas tenían encuentros con seres sobrehumanos. Sin embargo, a medida que el conocimiento se convertía en algo de indispensable comprobación, lasrealidades que manifestaban las sustancias pasaron a ser percibidas como alucinaciones. Como nadie podía ver dioses estando sobrio, siendo este el estado normal de la conciencia de acuerdo con la concepción individual y homogénea de la realidad, entonces era imposible corroborar la existencia de estos seres.
La segunda manifestación consiste en la desritualización del consumo. La percepción de lossujetos como seres individuales hizo posible una ruptura entre embriaguez y culto. Antiguamente para realizar la toma de algún psicotrópico, se realizaba todo un ritual que creaba cierto campo de protección donde las fuerzas de cada uno de los que había consumido estaban unidas entre sí. Como si se hubiera creado un universo aparte de quienes realizan el ritual. Ahora, se siguen experimentandodichos estados alterados de conciencia, pero a través de estas sustancias, “ningún informante accede ya a un más allá. Ahora se abre el camino al consumo privado y profano de drogas y, en cuanto se pone pie en él, se va a caer, casi irremisiblemente, en el agujero de la adicción” (3).
Las sustancias psicoactivas más duras están descodificadas espiritualmente en el orden que impera a nivel mundial.Ya las personas no se reúnen ni realizan rituales, sino simplemente pueden consumir estando solos, en su casa, y es ahí donde la adicción comienza, pues ya no se “construye” una plataforma de un mundo aparte sino que la persona consume la sustancia y vive la cotidianidad.
Finalmente, la última manifestación tiene que ver con la formalización explícita de la voluntad de no – ser.
Una vez...
tracking img