Resumen de cazador de microbio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 43 (10713 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Autónoma de Zacatecas “Francisco García Salinas”
Área de Ciencias de la Salud
Programa de Licenciatura en Medicina Humana
U.D.I. Inmunologia
Responsable del curso: Dra. Rosa Martha Covarrubias Carrillo
Tema: Cazadores de Microbios

Oscar Gerardo de Santiago Varela
Grupo 6 E
14 de Marzo del 2012, Zacatecas Zacatecas México.
CAPÍTULO I
ANTONIO VAN LEEUWENHOEK
EL PRIMERCAZADOR DE MICROBIOS

Antonio Van Leeuwenhoek nació en 1632, en Delf, Holanda. Su padre murió joven, y su madre lo envió a la escuela preparatoria, para que posteriormente tomara la carrera de empleado del estado, pero a los 16 años arrumbo los libros y entro de aprendiz en una tienda en Ámsterdam. A la edad de 21 años fue nombrado conserje de la casa consitorial de Delf y se despertó una extrañaafición a tallar lentes; había odio decir que fabricando lentes de un trozo de cristal transparente se podían ver las cosas, a través de tales lupas, mucho mayores de lo que aparecen a simple vista.
Pero a la cabeza de Leeuwenhoek jamás llego la idea de comprar lentes, sino más bien el mismo fabricaría sus propios lentes. Visito las tiendas de ópticas y aprendió los rudimentos necesarios parataller lentes. Era un hombre de lo mas meticuloso; no se contentaba con que las lentes hechas por el fueran tan buenas como las mejores trabajadas en Holanda, sino que habían de superar a las mejores, y aun después de haberlo conseguido se pasaba horas y horas dándoles mil vueltas. Después monto sus lentes en cuadriláteros de oro, plata y cobre, que el mismo había extraído de los minerales por mediodel fuego.
Al encontrar la perfección en sus lentes, comenzó a observar todo lo que se encontraba por ahí; paso horas enteras mirando la lana de oveja y los pelos de castor y liebre; examinando fibras musculares de una ballena y las escamas de su propia piel. Jamás escribió una palabra acerca de lo que observaba, jamás hizo un dibujo hasta que, después de mirar cientos de veces la misma cosa, enidénticas condiciones, estaba seguro de que no había variación alguna.
Mientras tanto, en Inglaterra unos cuantos revolucionaros fundaron una sociedad llamada The Invisible Collage, sus miembros fueron el primer público que tuvo Leeuwenkoek. Había en Delf un miembro de esta sociedad que no se burlaba de las observaciones e inventos de Leeuwenhoek, este era Regnier de Graaf, a quien la Real Sociedadhabía nombrado miembro correspondiente por haber dado cuenta de sus estudios sobre el ovario humano. Leeuwenhoek permitió a Graaf que mirase por aquellos ojos mágicos suyos, Graaf escribió a sus colegas de la Real Sociedad, diciéndoles que hicieran que Leeuwenhoek les escribiera sobre sus descubrimientos.
Leeuwenhoek le contesto a la Real Sociedad con una carta cuyo encabezamiento era:“Exposición de algunas observaciones hechas con un microscopio ideado por Mister Leeuwenhoek, referentes a las suciedades que se encuentran en la piel; en la carne, etc; el aguijón de una abeja etc. La Real Sociedad quedo asombrada.
Un día lluvioso Leeuwenhoek tomo una gota de lluvia y la vio a través de sus lentes. Y para sorpresa suya; pudo notar que en las gotas de lluvia se encontraban pequeños bichitosnadando. Aquellos animalitos eran muy pequeños y extraños, para tener existencia real, y por esta razón volvió a observarlos hasta sentir calambres en las manos de tanto sostener el microscopio.
Entonces se cuestiono: ¿dónde provenían esos extraños y minúsculos habitantes de la gota de agua? ¿Habían caído del cielo? ¿Habían trepado, sin ser vistos desde el cielo al tiesto?.
El experimento: Estaballoviendo. Leeuwenhoek lavo cuidadosamente un vaso, lo enjuago y lo puso debajo del tubo de bajada del canalón del tejado, tomo una gotita en uno de sus tubos capilares y corrió a examinarla al microscopio. Si allí estaban los bichitos; Existen hasta en el agua de lluvia reciente. Pero, en realidad esto no probaba nada. Entonces tomo un gran plato de porcelana, lo lavo con todo esmero y...
tracking img