Resumen de cuentos para marisol de marta brunet

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (755 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
>>Regresar
YO SI... YO NO



Resulta que hace miles de años vivía un matrimonio de Sapos que se querían mucho y que lo pasaban muy bien a orillas de una charca. La casa en que vivían era dedos pisos, con terraza y todo, y en el verano salían de excursión en una barca hecha con un pedacito de pellín y una vela que les tejiera una Araña amiga. Se mostraban muy elegantes con sus trajes deseda verde y sus plastrones blancos. Y no eran nada de, feos, con sus grandes bocas y sus ojos de chaquira negra.

Por la única cosa que a veces peleaban era porque al señor Sapo le gustaba quedarseconversando con sus amigos de la ciudad Anfibia y llegaba tarde a almorzar y entonces la señora Sapa se enojaba mucho y discutían mucho más aún y a veces las cosas llegaban a un punto muy desagradable.

Y resulta que un día llegó el señor Sapo con las manos metidas en los bolsillos del chaleco, canturreando una canción de moda, muy contento. Y resulta también que ya habían dado las tres de latarde. ¡En verdad que no era hora para llegar a almorzar! Como nadie saliera a recibirlo, el señor Sapo dijo, llamando:

--Sapita Cua-Cua... Sapita Cua-Cua...

Pero la señora Sapa no apareció.Volvió a llamarla y volvió a obtener el silencio por respuesta. La buscó en el comedor, en el salón, en la cocina, en el repostero, en el escritorio, en la piscina, hasta se asomó a la terraza para otearlos alrededores. Pero por ninguna parte hallaba a su mujercita vestida de verde.

De repente, el señor Sapo vio en una mesa del salón un papel que decir:

ALMORCÉ Y SALÍ. NO ME ESPERES EN TODA LATARDE.

Al señor Sapo le pareció pésima la noticia, ya que no tendría quién le sirviera el almuerzo. Se fue entonces a la cocina, pero vio que todas las ollas estaban vacías, limpias y colgando de susrespectivos soportes. Se fue al repostero y encontró todos los cajones y armarios cerrados con llave.

El señor Sapo comprendió que todo aquello lo había hecho la señora Sapa para darle una...
tracking img